lunes, 12 de octubre de 2015

BLANCO, LOMO (LAS PALMAS DE GC)

Actualización 5-may-2016
Al igual que los otros existentes en la isla, se trata de un cromo-topónimo que hace referencia al color blanco que domina el suelo de su territorio, debido a la “tosca caliza” que aflora a la superficie. Los geógrafos sostienen que su formación fue debida a las pequeñas cantidades de agua en circulación, generando soluciones de bicarbonato cálcico, derivados de los silicatos cálcicos en las rocas.
 
Casas en Lomo Blanco en 1987 (Jaime O'Shanahan - MDC)
No parece que en el lugar hayan existido caleras para su extracción y posterior quema en hornos para su uso en la construcción, elemento que fue siempre tan necesario en la isla que en tiempos tuvo que traerse en barcos desde Fuerteventura.
 
Desconocemos si esa ausencia de aprovechamiento de la piedra caliza del lugar tiempos atrás, fue debido a la pobre calidad de la misma a tales fines, o guarda relación con la prohibición que se estableció por las Ordenanzas de 1531, que desaconsejaron la construcción de hornos en las inmediaciones del barranco de Guiniguada al prohibirse la extracción de leña a tal menester sus márgenes.

(Fedac)
«Otrosí que la persona o personas que hizieren cal cerca del barranco desta cibdad no corten saoz alguno del dicho barranco para quemar en los hornos del dicho barranco so pena de dozientos maravedís por cada vez que se hallare que cortan los tales sauzes sin lizencia en tal manera que si cortaren pie ayan la dicha pena de docientos maravedís e sy fuere rama paguen la mytad» (MORALES PADRÓN, F.: Ordenanzas del Concejo de Gran Canaria (1531), Las Palmas G.C., 1974).

Sí tenemos documentada una clara referencia a la existencia de una calera en sus inmediaciones, en el repartimiento de tierras solicitado por Tomas de Ariniz y Pedro de Mendoça, hijos del escribano mayor del Cabildo General Juan de Ariniz [Ariñez], cuando el 31 de octubre de 1549 dicen:

(Fedac)
«… que debazo de las tierras que se rrepartieron en el [roto] Tafira fuera de las tierras que están sercadas esta [roto] tierras que podrá aver quinze hanegadas poco mas o menos que hasta agora no an sydo aprobechadas de persona alguna que son y alindan con un camino que baxa de Tafira a la Calera que esta ensyma de los molinos de Hernan Moro y va por el dicho lomo y camino un paredón de tienpo de los canarios y el dicho paredón abaxo hasta debaxo de un tabaybalejo de tababas duces que esta somante al barranco de esta çibdad y por ençima alinda con un sercado del dicho nuestro padre que obo plantado de cañas el liçenciado de la Coba y del otro lado linda con un barranquillo que desagua de la dicha Tafira a tierras de Anton de Serpa Regidor …».

La Provincia 07-09-1967
No nos ofrece duda alguna que el camino que menciona “de Tafira a la Calera” es el antiguo camino Real, mencionado por el Boletín Oficial de Canarias de febrero y marzo de 1865, en la jurisdicción municipal de Las Palmas, como camino de 3ª categoría denominado de "Los Molinos" que partiendo del centro de la Ciudad «Llega hasta el punto que denominan Verdejo», lugar en el que debieron estar también los referidos “molinos de Hernan Moro”, tal como hemos reseñado en Lomo de Verdejo en este Blog. Y el “paredón de tienpo de los canarios” es la referencia habitual en los repartimientos a caserones aborígenes prehispánicos.

Si bien hay noticias de la existencia de conjuntos de antiguas casas-cuevas, en la primera mitad del siglo XX se tiene información gráfica de los aprovechamientos pastoriles que allí se daba. La zona tiene su origen poblacional definitivo con un mayor asentamiento en la parcelación de suelo en torno a la antigua carretera que partiendo del núcleo histórico de la capital se introducía en el interior de la isla, pasando por Tafira Baja.

Diario de Las Palmas
15-09-1967
De esta manera se originaron los barrios de Lomo Blanco y Lomo Verdejo, en lo que fue extrarradio y hoy es periferia. Como muchos otros barrios de la ciudad, la zona tuvo un gran desarrollo demográfico en 1967. Es en esta época cuando se inicia en Lomo Blanco las viviendas de promoción privada del “Patronato San José Artesano”, constituido diez o doce años antes por miembros de la “Acción Católica” con la finalidad de facilitar la adquisición de viviendas sociales, unas mil en los tres primeros años, construyendo un conjunto homogéneo de bloques en altura. Se sitúa en un “lomo” o pequeña colina entre barrancos,  alejado del núcleo urbano de la ciudad, a los largo de la antigua y serpenteante Carretera del Centro Centro (GC 112 Enlace Lomo Blanco y Zurbarán), que hoy ha perdido entidad debido a la construcción de otras de nuevo trazado.

Ambos barrios están articulados por la antigua carretera, y forman hoy en día un continuo urbano que está separado del resto de la ciudad.

Panorámica
La zona de Lomo Verdejo, en el extremo más oriental del barrio, tiene el mismo origen y morfología la zona de Lomo Blanco, si bien se distingue de esta última por haberse parcelado y destinado a la auto-construcción de viviendas unifamiliares de planta alta, algunas de las cuales crecieron en altura para resolver la necesidad de vivienda de los hijos descendientes.
 
Bloques de viviendas

Para la historia de este barrio quedará la capacidad inventiva de los rectores del Patronato para obtener financiación que permitiera la construcción de las viviendas para no repetir sobre las modestas economías de los miembros compradores.

Primera Piedra
Desde las conocidas como “Tómbolas para las viviendas”, pasando por las colectas voluntarias que públicamente se realizaban, hasta la obtención del primer crédito oficial de 150 millones de pesetas, se requirió primero alcanzar el reconocimiento oficial del interés social y no lucrativo del Patronato, y así obtener la exención de impuestos y arbitrios para el mismo en el cumplimiento de sus fines, que tuvo su paso del ecuador con la colocación de la primera piedra el domingo 2 de febrero de 1969 por el Obispo Infantes Florido.

Localización (Recursos Naturales de Gran Canaria)

1 comentario:

  1. Desde sus comienzos se extendió la noticia por los campos de la Isla, y desde lugares como Santa Mº de Guía llegaron familias interesadas, dado su bajo coste y el crecimiento que estaba sufriendo la ciudad, con necesidad de suelo habitable.
    Mi familia fue una de esas, pero proveniente del barrio de Shaman, como otras tantas de la Isleta que conformaron el grupo vecinal de sus comienzos. Un barrio obrero, como se llegó a denominar.
    Llegó mi familia en 1971, de las primeras, en la calle Hermanos Toledo Suarez, y pasé gran parte de mi vida en ese entrañable lugar, que para mi fue la ventana al Mundo en el que nací. Pasé mucha parte de mi vida participando de la colectividad en asociación de vecinos, movimientos a propuestas de adecentado y fiestas, las cuales guardo con gran cariño. Mi nombre es Claudio, porque se quedó atrás el seudónimo con el que me conocían en el barrio. "Chichi"

    ResponderEliminar