jueves, 11 de abril de 2013

JIERRO, CAÑADÓN DEL (S. BARTOLOMÉ DE TIRAJANA)

Actualización: 2013/06/05

Topónimo con el que se conoce una gran cañada situada muy cerca de El Campanario, en la divisoria septentrional del municipio de San Bartolomé de Tirajana, separándole de la jurisdicción de Tejeda.

Como todas las cañadas es un antiguo lugar de paso del ganado cuando en iban o volvían en la trashumancia, que con la llegada de los tiempos fríos bajaban desde el Pozo de las Nieves, pasando cerca del Roque Lajiudo, atravesaba el Cañadón Sombrío, hasta llegar a este cañadón y después por andenes y pasos acceder al Monte Fama en el territorio de Los Culatones, descendiendo así hacia las Tirajanas.

Cañadón del Jierro y Roque Campanario (caminosdecanarias-blogspot-com)
El topónimo de El Campanario nos dice de la cultura ritual de los aborígenes canarios, y consiguientemente la ruta era ya conocida por los aborígenes que se dedicaban al pastoreo, ruta que según algunos fuentes pudo haber sido la utilizada para llegar a la fortaleza de Ansite.

Después de la retirada tras el antepenúltimo acoso de los castellanos mandados por Pedro de Vera en el Roque Bentaiga y la penúltima batalla sostenida en la fortaleza de Ajodar -algunas versiones consideran que era la montaña de Horgazales- cerca de Tasartico en la que dieron cuenta de gran parte de los vizcaínos de Miguel de Mujica, quien también moriría como consecuencia de las heridas sufridas. 
 
Roque Lajiudo (caminosdecanarias-blogspot-com)

De los restantes topónimos son pastoriles el Risco Lajiudo, que dice de su morfología de laja vertical, el Cañadón Sombrío alusivo a la escasa luz solar que penetra en el mismo, e igualmente este Cañadón del Jierro.

Tras la conquista uno de los elementos que se incorporó a las labores de pastoreo fue la colocación de un cencerro a todas las unidades del ganado. La tradición oral sostiene que el sonido metálico de los cencerros al paso del ganado por este Cañadón del Jierro resonaba con mucha fuerza.

Cañadón Sombrío (caminosdecanarias-blogspot-com)

Es ampliamente conocido que la voz Jierro es una corrupción dialectal de Hierro: «... el ya citado historiador Quezada y Chaves (c1770-1784: fol.41r) nos hace ver que en el siglo XVIII se tenía pleno conocimiento del papel desempeñado por los andaluces en la extensión de este cambio igualatorio por el archipiélago.

A propósito del nombre de la isla de El Hierro, para explicar la aspiración de la h- inicial utiliza precisamente las letras j y g para evidenciar el mantenimiento de la vieja realización castellana, y así escribe "que como la maior parte de los conquistadores de esta y las otras Yslas llegaron de la Andalucia, donde se usa mucho la J y G diciendo Jacer, Gernan y Gernando, Jambre por Hambre, Jierro por hierro, a quedado entre las gentes campestres nombrar a esta Ysla jierro; el mesmo que tambien dan a el metal fierro diciendo Jierro"» (CORRALES, C. Y CORBELLA, D.: "Primeros testimonios e impresiones sobre el habla canaria", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 50, 2004).

 
(Ibídem - FEDAC)

El DRAE nos dice que "cencerro" es una formación onomatopéyica, quizá del vasco zinzerri, campanilla del perro, y nos aporta el significado de «Campana pequeña y cilíndrica, tosca por lo común, hecha con chapa de hierro o de cobre, que se usa para el ganado y suele atarse al pescuezo de las reses». Generalemente por tanto de hierro y de su multiplicado sonido el topónimo.



De un excelente trabajo sobre los cencerros disponible en FEDAC (GRANDÍO DE FRAGA, E. Y RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, S.: Mapas sonoros del ganado. El pastoreo tradicional y el sonido de las cencerras en Gran Canaria,  FEDAC, ed. digital, 2009) cuya lectura recomendamos, traemos aquí algunos párrafos que nos ilustran de aquellos pequeños detalles que convierten a esta singular "herramienta" pastoril en un elemento imprescindible para poder llevar controlado el ganado, convirtiéndolo en un auténtico arte.



En la isla es ambivalente el término cencerro o cencerra, instrumento que transmite al pastor información de la localización del ganado y su situación: «La cencerra como instrumento sonoro es utilizada en los ganados para transmitir toda posible información acústica de la localización y el estado en que se encuentra un animal o un ganado (herraje), a través de los diferentes repiques que puede emitir, teniendo presente la distinción por separado de cada animal dentro de un rebaño de 100 cencerras como promedio.

También nos aporta información de un animal que se mezcle con otro ganado, pudiéndolo distinguir por su cencerra de entre las demás. La cencerra es para el pastor, junto con su garrote y perro, la principal herramienta de trabajo, sin la cual no podría controlar su rebaño de igual manera ».



No todas las cencerras son iguales: «En los ganados mixtos se colocan las cencerras de mayor tamaño a las ovejas y sus machorras. Las de mediano tamaño (grillotas), serán para las cabras y sus machorras, guardando los guinguirrillos para las corderas y baifas. 

Las dificultades del Cañadón del Jierro (caminosdecanarias-blogspot-com)
En este tipo de ganados se pueden mezclar las grillotas, cumplidas o vizcaínas sobre todo entre las machorras de oveja y cabras, según el gusto del pastor y el comportamiento (rebella o inquieta) de algunos animales. Varios pastores de los que han colaborado en nuestro trabajo, nos aseguran que las cencerras suenan mejor en las ovejas porque su cadencia rítmica es más pareja y por ser animales más dóciles que las cabras. Por eso colocan las cencerras de mayor tamaño a las ovejas y las medianas y pequeñas para las cabras».



Es también la herramienta que utiliza para mandar al perro: «Teniendo en cuenta la voz del ganado (herraje), el pastor va reconociendo mientras camina, la situación que van tomando los diferentes animales en el rebaño y la dirección que sigan en general. (...) Si el pastor escucha cencerras cerca de los riscos, manda al perro para que regresen con el grueso del rebaño, escuchando el cascabel, según el ritmo que marque el perro.

El ritmo al que camina el ganado está relacionado con el ritmo que emite el sonido del herraje en su conjunto. (...) El volumen del sonido, el repique o movimiento del bajo y los efectos que sobre el sonido puede producir el escenario en que se mueva el rebaño, es decir, su acústica, son los tres componentes o factores de la información sonora que puede recoger el pastor de la cencerra, el cascabel y los balidos y ladridos emitidos por los diferentes animales». 

Cañadón del Jierro y Riscos Blancos al fondo (caminosdecanarias-blogspot-com)
Por el sonido del cencerro con tamaños, formas y nombres diferentes, cuyas partes tienen a su vez diferentes nombres, y su construcción generalmente artesanal obedece a una serie de reglas transmitidas de padres a hijos por los artesanos para el reconocimiento de sonido, notas y afinados,  el pastor puede conocer si es una cabra o una oveja, su género, si se trata de un cría, si está comiendo o bebiendo, caminando o corriendo, sorprendida, fatigada o "entaliscá", etc. Una larga variedad de sonidos, repiques y "tempos" musicales que al paso por este Cañadón alcanzarían su mayor esplendor.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario