viernes, 4 de enero de 2013

21.1 ARUCAS O AREHÚCAD (PREHISTORIA)

Actualización: 2014/05/15 
« Topónimo aparentemente difícil, a juzgar por las vacilaciones y errores de Wölfel y otros. Entre sus numerosas variantes hallo registrada por Bernáldez su forma primaria arehucas por ar- ehukkad, literalmente "el lugar de la cresta" o "la trenza". El primer componente ar, "lugar", ha sido citado muchas veces y largamente reiterado en los topónimos grancanarios de Bernáldez.

Panorámica dominada por la montaña (fotosaereasdecanarias-com)

El segundo componente, citado por Foucauld y Laoust, es la forma tuareg ahekkôd, plural ihekkâd, cuyas variantes fáciles ahekkud, plural ehukkad, son el segundo componente: "crestas o trenzas". Arucas, contracción de arehúcad, vale, pues, "el lugar de las crestas" o de la "cresta", aludiendo claramente a la "Montaña de Arucas", el más notable y destacado accidente topográfico del sector y en cuya falda se asienta el poblado. Porque en la toponimia guanche-berber los nombres como "cresta" y "trenza" se aplican con frecuencia, como "cabeza", "cima", "cuerno", para designar "montaña" » (ÁLVAREZ DELGADO, J.: "Instituciones indígenas de Gran Canaria", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 28, 1982).

Hemos respetado en esta entrada la ponencia y tesis sostenida por el profesor Álvarez Delgado, seguida en este Blog respecto con los otros topónimos aborígenes correspondientes a los cantones que se considera existían en la isla en la época prehistórica. Como conocemos que sobre la antigua grafía de Arucas hay otras tesis, nos parece oportuno enriquecer esta entrada al Blog con la síntesis de todas ellas que para una memoria de intervención en el patrimonio arqueológico realizara el amigo Antonio Jiménez, arqueólogo municipal.

El término Arehucas también ha sido citado como Arehuc, Arehuca, Arehucad, Arejucas, Arenuhuas, Amcas y Arucas.

Según Philipo Eduard Engel, el topónimo Arehucas o Arucas es de posible ascendencia hebraica-fenicia y lo relaciona con la traducción de “tierra de bendición”. Sin embargo, para Dominik Josep Wölfel (1996, II : 258) procedería del beréber y estaría formado por el prefijo Ar- y el radical -ucas. Este autor no da traducción alguna a este topónimo, si bien lo relaciona con el posible paralelo de caliente. Por otro lado, Juan del Río Ayala cree que esta palabra hace referencia a un poblado de entidad importante (J. del Río Ayala, 1964). Juan Álvarez Delgado, por su parte, piensa que el topónimo Arehucas podría haberse traducido erróneamente por Wölfel y otros investigadores. Para este autor, esta palabra se dividiría en Ar- y en -Ehukkad y se traduciría como “lugar de la cresta o la trenza”, teniendo en cuenta que Ar- puede interpretarse como lugar, tal y como aparece en otros topónimos canarios (J. Álvarez Delgado, 1982: 17) [tesis ya reproducida al principio de esta entrada al Blog].

Ahora bien, según apreciaciones de Francisco García Talavera (comunicación personal, junio de 1999), dicha palabra procedería de los radicales beréberes Aruga que significaría “lugar de la pradera”. En este sentido, el radical de procedencia tuareg -uga (prado o pradera), curiosamente, se repite en algunos topónimos canarios que conservan el sufijo -uga, como Uga en Lanzarote; Ugan en Fuerteventura y Tapahuga en La Gomera (J. M. Zamora Maldonado y J. J. Morales Medina, 1992: 11). En opinión de Celso Martín de Guzmán (comunicación personal, julio de 1992) la palabra Arehucas podría traducirse como “casa en la loma”. Las variantes toponímicas Arehucas, Arehuca, Arehucad, Amcas y la propia Arucas vendrían ocasionadas por las incorrectas transcripciones del idioma canario al castellano» (JIMÉNEZ MEDINA, A.: "Análisis territorial - El yacimiento arqueológico de La Cerera. Un modelo de ocupación en la isla de Gran Canaria", Cuadernos de Patrimonio Histórico, nº 9, 2009).





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada