sábado, 18 de agosto de 2012

RIQUIANEZ, MONTAÑA DE (ARUCAS)

Topónimo con el que se conoce la loma o montaña y sus laderas que se encuentra entre las rampas del barranco del Pino al naciente y los caseríos Los Portales Visvique al poniente, con Santidad al norte y Los Castillos al sur, montaña que domina todas Las Vegas de Arucas y la antigua Dehesa de Arucas.


Ladera de poniente (arucasblog)
Se encuentra ubicada por consiguiente entre las carreteras Arucas-Teror (GC-043) y Santidad-El Palmar (GC-303). Existe otro topónimo igual correspondiente a una pequeña montaña cerca de El Fondillo en Las Palmas de GC, que tratamos en la entrada Montaña de Riquiánez en Las Palmas.

El topónimo surge por contracción del nombre de su antiguo propietario Enríquez Yánez, que es mencionado muy tempranamente. Una primera referencia documental la tenemos en la solicitud de tierras que hace su yerno Juan de la Rosa el 11 de febrero de 1517 al consejo General cuando dice:

Estanques de barro en el primer plano (arucasblog)
«...me agan merçed de un pedaço de tierras de granadillar que es en unas laderas que estan frontero de la Santidad que dizen en los lomos de Arucas por donde salen a la montaña de mi suegro Enrrique Yanez e de Lazaro Martin tienen por linderos tierras de Pedro de Lepe a la vanda de abaxo e a la vanda de arriba tierras de Diego de Troya que aya gloria puede aver veynte fanegas en senbradura poco mas o menos e no se an desmontado hasta oy por que son tierras baxas e yo quiero hedificar en ellas e desmontar pues en otro cabo no ay donde sembremos...» (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).

Después en los repartimientos de 1534, confirmados el 7 de junio de 1538, se le adjudicaron a la viuda del conquistador Alonso Muñoz veinticinco fanegas de secano en la Montaña de Enríquez Yánez. Con posterioridad es mencionado en la relación de bienes fundacionales del mayorazgo de Pedro Cerón y Sofía de Santa Gadea, concretamente en su agregación de 1576, al describir una de las fincas cuando dice:

Horno de ladrillos (Fedac)
«… Yten una suerte de tierras de cañas que hubimos de Gaspar Enriques en la Vega de Arucas que lindan con tierras de este Mayorazgo y con tierras de Francisco Hernández Labrador difunto e por ensima las faldas de la Montaña de Enriquez Yanes que cae sobre la dicha Vega…».

En el llano de su cima y en las faldas de esta Montaña de Riquianez se localizan un conjunto de bienes etnográficos de primer orden, con estanques de barro masapés, eras, hornos de teja y de ladrillos, goros, gambuesas, acequias y cantoneras, etc.

Hornos (Eliú Pérez)
Gambuesas (arucasblog-com)
Los estanques de barro, visibles desde las mencionadas carreteras GC-043 y GC-303, están por todas las faldas de la montaña. Se trata de embalses hechos con amplios muros de arcillas muy impermeables que forman un barro conocido como "masapés". Embutidos en las depresiones del terreno, pueden presentar tanto una planta oval como cuadrangular.

Goros (Fedac)
Otro conjunto de bienes etnográficos de alto valor son los siete hornos de teja y ladrillo esparcidos por la montaña de Riquianez. Hay un conjunto principal de tres unidades muy próximas entre sí, situadas en la parte más alta, en algunos de los cuales se cocieron ladrillos para la construcción de la actual Iglesia Parroquial de Arucas entre los año 20 y 30 del pasado siglo.

La situación de tantos hornos en este lomo o montaña se debe a su riqueza en agua, arcilla o barro masapés al pie de su falda septentrional y leña en todas ellas, 

Horno de tejas (Fedac)
Del primer conjunto de tres hornos, el más importante está situado en la parte más elevada a 460 metros de altitud. Es el de mayores dimensiones, el mejor conservado, y es conocido como el Horno de Riquianez, activo desde finales del siglo XVIII hasta el primer tercio del XX como ya se ha dicho.

Laderas septentrionales (arucasblog)
Es una estructura cilíndrica de seis metros de altura por cinco y medio de diámetro, embutida en la ladera, con una boca inferior por donde se introduce la leña para la combustión en el módulo de abajo u hornilla, y una puerta que da al módulo superior, donde se colocan las tejas y ladrillos, para la cocción a cielo abierto. Podría tener una capacidad de diez a doce mil tejas por hornada. La montaña de Riquiánez tiene la consideración de Espacio Natural Protegido.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario