domingo, 15 de julio de 2012

MIRABALA (TELDE Y VALSEQUILLO)

Actualización 9-mar-2016
Topónimo con el que es conocido un moderno barrio urbano, situado donde está el campo del fútbol en la expansión del casco hacia el norte, se conoce por haberse edificado en parte del antiguo lugar de Mirabala, pudiéndose tratar de un antro-topónimo derivado del apellido Mirabal, sin que ninguna fuente relacione a ninguna persona con el lugar.

La Mirabala
Igual topónimo se encuentra muy cerca de Lomo Magullo, a su poniente, junto a la carretera que lleva a Los Arenales ya dentro de la jurisdicción de Telde de donde se independizó este municipio en el siglo XIX. Su relativa proximidad sugiere que ambas tierras pertenecieron a la misma familia.

Las referencias más antiguas dicen Juan de Mirabal «Abreu lo cita como uno de los componentes del grupo de gentes de Diego de Herrera hacia 1455. Cfr. op. cit., libro I, cap. 23. Pudiera ser el tronco de ese apellido que sujetos de las Islas portaban. Mirabalas eran las mujeres de Juan Berriel y de Pedro de Ervás, por ejemplo» (CEBRIÁN LATASA, J.A.; Diccionario biográfico de Conquistadores de Canarias, Sta. Cruz de Tenerife, 2003).


La misma fuente nos informa de los dos cónyuges de las Mirabalas, sin que podamos afirmar si son las relacionadas con este lugar:

● «Juan Berriel, Castellanización del apellido francés Le Verrier o Verret. Jinete de la compañía de Castillo. Viana, Poema ..., Canto XI. Natural de Lanzarote. Pudo ser conquistador de Gran Canaria, donde se asentó con su familia en tanto duró la enemistad con los Herrera-Peraza. Luego debió compartir su vecindad entre Lanzarote y Gran Canaria. Acabó siendo vecino y escribano público de la villa de Agüimes en Gran Canaria.

Tampoco consta su condición de conquistador de Tenerife, mas sí la de ser de las islas. Casado primero con una Mirabal y luego con Lucía de Morales, luego viuda de Antón de Arce. Hijos: l. María Berriel, c. con Juan Delgado. II. Juan Berriel Mirabal, c. con Menda de Ribera. III. Francisca Mirabal, c. con Gonzalo Esteban. IV. Lucía Berriel, c. con Jerónimo Fernández, uno de los repobladores-fundadores de Taganana».

● «Pedro de Ervás [Hervás], Conquistador de Tenerife y La Palma. Uno de los testigos en la Información de la Cera, hecha en el año 1497 en Tenerife: y uno de los vecinos de la dicha isla de Gran Canaria, que ahora están y habitan en esta isla de Tenerife. Cfr. Espinosa, op. cit., libro II, caps. 4y10; cfr. Abreu, op. cit., libro III, cap. 16. Se le puede encuadrar entre los llamados de las Islas.

Conquistador de Gran Canaria. No consta que lo fuera de La Palma y/o Tenerife. Vecino de Lanzarote y Gran Canaria, no llegó a serlo de Tenerife. Es posible que fuera hermano de Alonso de Hervás, canónigo y maestrescuela del Cabildo rubicense-canariense. Participó en los sucesos lanzaroteños de 1476 y pasó, en 1478, a la conquista de Gran Canaria, donde se avecindó. Luego no parece que participara en la conquista de La Palma y de Tenerife, aunque sí fue captado por Lugo para avecindarse en esta última, donde recibió tierras y cabras en repartimiento y el derecho a usar de los pastizales de Abona y Adexe, con pago especial en concepto de arrendamiento, para la crianza de ganado vacuno. Por problemas con Lugo retornó a Gran Canaria, donde siguió avecindado. Murió en Gran Canaria el año 1514».

Otras noticias de dicho apellido son del siglo XVII, en el que coinciden distintas personas portándolo. Fue estante en la isla el Escribano Bartolomé Mirabal Rivero, quien dio fe de protocolos entre los años 1634 y 1635. También están Simón y Francisco Pérez Mirabal que obtuvieron tierras en los repartimientos en Aldea Blanca y Llanos de Sardina entre 1645 y 1666.

Panadería San Miguel (Fedac)
Igualmente, se tienen noticias de Cristóbal López Mirabal que las obtuvo también en Sardina en 1645. En el siglo XVIII se sabe del Informe de Juan Manuel de Belachica al Marqués de Mirabal sobre los tumultos en Gran Canaria de 1724. Y aparece también José Quintana Mirabal, que pagaba unos censos por tierras en Llano del Polvo o Sardina en 1733.

Por último, el 21 de septiembre de 1842 en cumplimiento de las leyes de desamortización la Audiencia subasta los bienes vinculados a la capellania de Juan Pérez Mirabal, del que no se conocen donde estaban localizados.

Pocas señas y vestigios etnográficos han quedado en estas antiguas tierras que se conocen con un antro-topónimo perdido en los siglos. En la actualidad merece destacarse la tradicional elaboración de pan del lugar bajo la advocación del santo patrón de Valsequillo.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario