domingo, 8 de julio de 2012

MARTELES, CALDERA DE LOS (VALSEQUILLO)

Actualización 27-mar-2016
Topónimo con el que se conoce un caldera de formación volcánica situada muy cerca del centro de la isla, rodeada por El Salviar donde está el Roque Grande en los riscos de Tenteniguada, la Montaña del Pleitolas Cabezas donde nace el barranco de Guayadeque, el Llano de Marrubio y la cuenca del barranco de Madrelagua, pudiéndose contemplar la misma desde la carretera Los Pechos-Telde (GC-130).

Es prácticamente el centro de un territorio calificado como Reserva Natural Especial, sector de cumbres en el área centro-oriental de la isla que afecta a varios municipios. Al norte limita con los escarpes erosivos de los riscos de Tenteniguada y al sur con el amplio cauce del barranco de Tirajana, mientras que hacia el este se inclina suavemente por los lomos de Temisas y acoge el encajado cauce del barranco Cernícalos.

Fotografía: Nacho González
Flor tomatero silvestre (www.floradecanarias.com)
Este espacio alberga destacados elementos geomorfológicos como la caldera, estructura explícita freatomagmática, volcánica por la interacción de agua y magma.

Importantes formaciones vegetales como los acebuchales y saucedas de barranco de los Cernícalos, y especies de plantas amenazadas como el raro endemismo grancanario tomatero silvestre (Solanum lidii) localizado en Temisas.

Conforma la única cuenca cerrada que posee la isla. Los geólogos suponen que en su origen el barranco de Madrelagua, que nace en la zona más elevada de la isla y tiene una red de pequeños tributarios, recoge aguas de la Mesa del Cuervo.

Fondo de la caldera (turismovalsequillo-com)
Debió de ser un tributario a su vez del barranco de Guayadeque, pero la violenta explosión volcánica que dio origen a esta caldera interrumpió su curso y por ello vierte sus aguas en el fondo de la caldera, aportándole materiales que la han transformado en una excelente tierra de cultivos.

Era (Fedac)
La caldera está prácticamente encajada entre el Morro de la Caldera, junto a la Presa de Cuevas Blancas, Cuchillones de la Caldera y el Morro de las Ortigas u Ortigones, quedando al naciente la Montaña del Pleito.


Almendreros en la caldera (turismovalsequillo-com)
La más antigua referencia que se tiene de la caldera la encontramos en el repartimiento concedido al zapatero Juan Perez y Cristobal Cardero, cuando en su solicitud del 9 de agosto de 1549, describen todo el contorno del lugar: «... les hagan merçed de dozientas hanegadas de tierras en la sierra las quales  an por lynderos de la parte de abaxo la fuente de Savzejo e yendo por el barranco arriba a dar donde se dize la Caldereta e atravesando hasta venir derecho al Roque de Tintiniguada un lomo blanco abaxo que viene a dar a la Caldera ...» (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).

El nombre de la caldera guarda relación con la familia Martel, una de las familias más importantes de Valsequillo, a la que perteneció Pedro Martel, que fue su primer alcalde por Real Orden de 1802, y a la que pertenece también Sebastián Martel, que ocupa el número 19 de los compradores de fincas desamortizadas en el siglo XIX que adquirieron más de doscientas fanegas en toda la isla. En concreto, adquirió quinientas cuarenta y siete fanegas por el precio de 23.076 reales de vellón.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, la foto de la Presa de Cuevas Blancas, situada sobre la Caldera de Los Marteles es errónea, no se corresponde con el embalse referido en el texto. Un saludo desde Telde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. He procedido a la sustitución de la foto por otra que he encontrado en Flickr esperando sea correcta.

      Eliminar