lunes, 25 de junio de 2012

LANCE, EL (MOYA)

Topónimo que nos aproxima a la tarea  que allí se realizaba con los troncos que debían bajar por el barranco de las Nocas, aguas arriba de Pajaritos, aguas abajo de Los Dragos y del Pagador, hasta llegar a la costa de Lairaga.

Del oficio maderero de entonces en ese lugar, el pago atravesado por la carretera  Pagador - Moya por Los Dragos (GC-075), antes de llegar a El Curato y a Carretería recibió el topónimo histórico.
Casa tradicional (Google earth)
Aunque el Diccionario Básico de Canarismos (ACADEMIA CANARIA DE LA LENGUA, Sta. Cruz de Tenerife, 2010) dice del término "lance" que es «Cada uno de los tramos de madera o hierro que forman el cerco de una majada», está documentado que el topónimo "lance" en distintos lugares de la isla está asociado a la explotación maderera de nuestros bosques en la antigüedad, localizados en lugares que teóricamente eran los linderos o "rayas" de las diferentes zonas boscosas que estuvieron protegidas por las ordenanzas.

Presumiblemente eran los lugares donde se "lanzaban" los troncos talados, si bien en ninguna de ellas se da la particularidad del desnivel orográfico de este de Moya. Fue tal el uso del topónimo que hasta en los lugares costeros a donde llegaba la madera para su embarque eran así llamados.

Entre los distintos topónimos existentes en la isla se encuentran el Lance de La Cruz en Agüimes, de Juan Vélez en El Carrizal, de Jaimez en El Palmital, de Montaña Bermeja entre Bascamao y Montaña Alta, de Misbique en el Valle de Agaete, y los tres del barranco de Azuaje: del Aumastel, de Palenzuela y de Talgordo (LOBO CABRERA, M. Y OTROS: Los usos de la madera: recursos forestales en Gran Canaria en el siglo XVI, Las Palmas de GC, 2007).

Horno de pan (Fedac)
El cauce del barranco cuando desciende tiene un salto, al pasar del nivel de los 403 metros a los 307 metros de altitud, aproximadamente unos cien metros de altura. Para salvar este desnivel se supone construyeron alguna obra de ingeniería mixta, para encauzar los troncos a través de tabladas, en plano inclinado suavizando el descenso de los troncos por el barranco, posiblemente ayudados por los gancheros y las bestias para evitar el deterioro de los troncos.

Está acreditado que la historia del municipio está vinculada al marquesado de Moya de Andrés de Cabrera y Beatriz de Bobadilla, muy próximos a los Reyes Católicos, del que toma su nombre.

Pero también lo ha estado indeleblemente al antiguo bosque de Doramas, que en tiempos pasados generó abundantes aguas de lluvia que drenaron muchos barrancos para desaguar en la costa norte de la isla. Entre ellos están los de San Felipe, de Moya, de las Monjas, de los Dragos o del Pagador y de Azuaje. 


El desnivel del cauce del barranco (Google earth)
La descontrolada explotación maderera desde el siglo XVI del antiguamente majestuoso bosque concluyó con su práctica desaparición, motivando incluso pleitos entre los pueblos de Arucas, Firgas, Teror y Valleseco con el de Moya, en disputa de su aprovechamiento de los horcones para los viñedos.

En Moya hay distintos topónimos que son testigos de ese pasado maderero: Carretería, El Palo,  El Lance y, ya en la costa, La Barranquera donde se encuentra la ribera conocida como El Varadero que no es otro que el antiguo puerto de El Lance de la Madera, y posiblemente también el no localizado puerto de Aumastel.

Gancho
Los árboles nobles como el barbuzano, el paloblanco y el viñátigo se talaban, acarreaban, lanzaban y embarcaban en grandes troncos; para facilitar esta labor, se aprovechaba el cauce del barranco de Las Nocas hasta su desagüe junto a El Varadero.

Dicen Juan Piqueras Haba y Carme Sanchís Deusa ("El transporte fluvial de madera en España", Cuadernos de Geografía 69/70, Universitat de Valencia), que desde los siglos XIII y XV, «… Todas las noticias que se tienen sobre el origen de la madera que bajaba por el río Turia o Guadalaviar hasta la Valencia coinciden en señalar al marquesado de Moya como principal zona de abastecimiento…».

Dan cuenta de que esto era así, a pesar de lo dificultoso del transporte, que casi siempre comenzaba por riachuelos de escaso caudal, y lo escabroso del terreno, con precipitaciones por saltos en los relieves cortados de más de ochenta metros, en los que hubo que preparar «tiros, tabladas y lanzaderas» para que los gancheros conducieran los troncos mansamente hasta el mar para ser embarcados.


Gancheros de Priego (Asociación)
Esta información y la hipótesis que se sostiene en el denominador común del marquesado de Moya llevan a presuponer un pasado de transporte y conducción maderera «por piezas» desde el bosque de Doramas.

La madera sería acarreada por muleros o carreteros por las veredas abiertas exclusivamente para ese fin que, pasando por Carretería, llegaban por el barranco de las Nocas a este lugar de El Lance. 

Desde allí eran «lanzadas», en el entonces corriente barranco, por algún sistema de canales también de madera, construido al efecto siguiendo el patrón peninsular, salvando el desnivel de su cauce al pasar de los 403 metros a los 307 metros. A continuación, los «gancheros» guiarían los troncos hasta la orilla del mar, donde desagua el barranco, y allí se embarcarban después de su secado.

Los "gancheros" desarrollaban su oficio especializado en la conducción de la madera en el agua. Se movían para ello a través de un camino paralelo al cauce. Ese pudiera ser el conocido Camino de la Cueva, que llega hasta El Pagador.

La no utilización para este fin del barranco de Azuaje se debería precisamente al excesivo caudal del mismo, que dificultaba la conducción y elevaba las pérdidas madereras, pues la experiencia peninsular ya sabía de las pérdidas por el deterioro de los troncos en las aguas bravas.

En la desembocadura del hoy barranco del Pagador, en aquella época ya existía el Puerto de El Lance de la Madera en El Varadero, que es mencionado años después, en 1678, por J. Sosa en La Topografía de la isla afortunada de Gran Canaria, quien comenta que solo era utilizado cuando hacía buen tiempo, y también en el derrotero de Varela y Ulloa de 1788, suponiéndose que ya en el siglo XVIII no existían vestigios de este sistema de transporte de la madera, al igual que el gran bosque había perdido gran parte de su extensión por los abusos en la tala descontrolada o autorizada.

Esta hipótesis sería la que desvelara la relación de la denominación del municipio con el Marquesado de Moya, que, por ser quienes eran, siempre beneficiados por los Reyes Católicos, pudieron mantener ocultos a la historia documental muchos de sus negocios por las propias envidias de la nobleza de sangre.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

3 comentarios:

  1. Humberto magnifica información y muy valiosa para un trabajo de investigación que estoy haciendo para una propiedad en el termino municipal de El Tanque cuyo nombre es "Finca El Lance", donde se han restaurado varias casas por un matrimonio noruego, antiguos propietarios del barco noruego "Anna Kristina"(1889) , afincados en el municipio desde el 23 de febrero 1988. y que en estos momento las dedican a turismo rura,l principalmente europeo.El toponímico LANCE lo he encontrado en tu blog después de estar ojeando casi todo lo publicado sobre toponimia en canarias de mi compañero de estudios, en Madrid, Maximiano Trapero Trapero, y de los profesores Ramón Trujillo y Juan Álvarez, en que el toponímico" lance" no aparece, por lo menos en lo que tengo consultado. el Olive de 1880 recoge en Tenerife varios sitios con en nombre LANCE, también otros en Gran Canaria.
    Álvaro fajardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Álvaro. Donde más se mencionan los lances de la madera y su aprovechamiento es en la siguiente publicación: LOBO CABRERA, M. Y OTROS: Los usos de la madera: recursos forestales en Gran Canaria en el siglo XVI, Las Palmas de GC, 2007. Creo que la tienen en La Librería del Cabildo.

      Eliminar
  2. el 3 de agosto en la separta la prensa del periódico El Dia de Tenerife aparece un articulo mio en el que cito la información recabada en tu blog. y la de Lobo Cabrera
    .una lectora me ha dado otrs variante de lance referida a la zafra de los tomates en el sur de Tenerife (Guia deIsora y playa San Juan) te informare cuando hable con el padre de la informante que procede de la gomera y ha sido aparcero de un lance de tomate en el sur, es una variante que yo desconocia.
    saludos alvaro fajardo

    ResponderEliminar