martes, 5 de junio de 2012

GAVIA, LA (TELDE)

Topónimo que corresponde a un pequeño pago o caserío al que se llega por la carretera GC-803 de Acceso a Las Gavias, desde el barrio de La Solana, en la carretera  de la Higuera Canaria a Valsequillo por San Roque (GC-810). El caserio y el lomo que reciben este topónimo se encuentra entre Las Goteras al Norte y San Roque al Sur.

En un pequeño asenamiento cercano llamado Mediafanega se han localizado cuevas artificiales contruidas por los aborígenes en unos solapones, a las que los lugareños llamaban Cuevas de los Canarios. Han sido reutilizadas con posterioridad como viviendas, alpendres y gañanías.

Cuevas de Mediafanega (Patrinet)

Con relación al topónimo, el Diccionario Básico de Canarismos (ACADEMIA CANARIA DE LA LENGUA, Sta. Cruz de Tenerife, 2010) dice que la gavia es una «Parcela de terreno para cultivar, bordeada por un caballón de tierra, que se riega por encharcamiento con el agua de lluvia procedente de la alcogida». Dice igualmente que se le llama alcogida a la «Parte de las laderas de las montañas o de los bordes de los barrancos que se acondiciona para recoger las aguas pluviales».

Según algunas fuentes, el nombre de este caserío tiene su origen en una gavia muy antigua existente en el lugar, y de la que se da fe en la descripción de un pleito por aguas de 2 de septiembre de 1809. Como se describe en los autos del pleito, existía un tanque de paredes de barro desde tiempo inmemorial. Sin duda alguna, es la gavia que da origen al topónimo del lugar: «… unos terrenos situados donde llaman El Hoyo, en dicho pago en que nacen dos fuentecillas con cuya agua se recoge en una charca o tanque antiguo que se halla formado de barro...».
Conjunto hidráulico (Fedac)
Estos terrenos allanados, con sus paredes de tierra facilitan que, en tiempos de lluvias, el agua se estanque y se filtre manteniendo el suelo húmedo y facilitando el desarrollo de cereales. El cultivo en gavias estaba mucho más extendido en la isla de Fuerteventura. Es por ello, que en los primeros siglos tras la Conquista, la isla de Fuerteventura constituía un granero para el archipiélago, salvo en las épocas de sequía, que provocaban grandes hambrunas que motivaron la emigración de los majoreros a otras islas.

Volviendo a este lugar de Telde, el topónimo se incorporó a los documentos públicos, y así en la desamortización de las propiedades eclesiásticas en 1870, se rematan diez celemines de «Tres suertes de tierra en la Gavia» que eran de titularidad del Hospital San Lázaro, que fueron adquiridas por el maestro de Santa Cruz de Tenerife Juan de la Puerta Canseco por 3.420 reales de vellón, compra que resulta curiosa por la personalidad del adquirente.

Horno de pan (Fedac)

Juan de la Puerta Canseco (1827-1902) es el educador por antonomasia, el maestro tinerfeño más representativo de la segunda mitad del siglo XIX. Consigue aunar su tarea educativa con la realización de obras didácticas aplicadas a la realidad canaria y con su labor de divulgación pedagógica. Publicó varias obras entre las que se encuentran las relacionadas con la geografía e historia de Canarias, la gramática y la lectura, la aritmética,  del sistema de pesos y medidas, etc.

Fue periodista y defensor de la enseñanza, además de fundador y director de los periódicos de instrucción primaria El Instructor y El Auxiliar; y miembro de número de la Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario