sábado, 26 de mayo de 2012

ESCALERITAS, LAS (LAS PALMAS DE GC)

Actualización 5-abr-2016
Todo el territorio que ocupa la conocida como Ciudad Alta, que incluye los barrios o distritos urbanos de Schamann, Escaleritas, La Minilla, La Feria y Siete Palmas, fueron conocidas en los primeros años de la conquista de la isla como Montañeta o Montaña de San Lázaro, al norte del barranquillo de Mata, como lo reflejó Próspero Casola en su mapa de 1599. El relieve era en realidad unas lomas escalonadas y discontinuas, quebradas por pequeños cauces de sus propias escorrentías como el barranquillo de Don Zoilo o el desaparecido barranquillo de la Cantera, o atravesadas por el mayor cauce del barranco de San Lorenzo, que desagua en el mar cuando es llamado barranco de  la Ballena. Del original topónimo solo ha quedado el vestigio testimonial moribundo de Loma de San Lázaro donde se construyó el cementerio homónimo.

Ya los describía en 1592 el ingeniero italiano Leonardo Torriani cuando en su manuscrito informe destinado a la Corona, en el CAPITULO XLIV, titulado “De la fortificación de la Ciudad Real de Las Palmas” decía:

«Esta ciudad está situada en un lugar tan extraño e irregular (por más que sea llano), y puesta debajo de tres montañetas que la dominan, llamadas con el nombre de los tres santos, Domingo, Francisco y Lázaro, que por espacio de veinte años ha dado que pensar juiciosamente a muchos ingenios italianos y españoles, con motivo de su fortificación; y hasta ahora Su Majestad Católica no ha tomado ninguna resolución, ni ha dejado entender qué parecer de tantos le ha gustado» (TORRIANI, L.: Descripción de las Islas Canarias, antes Afortunadas, con el parecer de su fortificaciones, Sta. Cruz de Tenerife, 1959, traducción de Alejandro Cioranescu).

Tomaba su nombre de la advocación de todas las leproserías, como lo era el Hospital de San Lázaro, de donde se popularizó también el término "lazareto" de la Ciudad, que estuvo emplazado en el siglo XVI a la altura de la actual calle Murga, aislado del casco urbano y fuera de las Murallas de la Ciudad, y sin que nos lleve a engaño la ubicación de la ermita de San Lázaro posterior al hospital.


Construcción viviendas sociales 1955 (Fedac)
Al igual que Los Llanos del Polvo en Vecindario, en la antigüedad este lugar también fue conocido como «El Polvo», por ser una gran explanada de tierra fina, pero han desaparecido ambos topónimos. Con posterioridad, este lugar, perteneciente al antiguo municipio de San Lorenzo, fue conocido con distintos nombres como Las Escaleruelas, Escaleras, Escalerillas y la actual Escaleritas, también llamada La Escalerita, referencia clara a la morfología del relieve, al estar ubicado en la rampa ascendente de una loma que se situaba entre el cauce del que aguas arriba se llama barranco de San Lorenzo, y aguas abajo el barranco de La Ballena.

Al otro lado de esta lomada se encontraba el cauce del barranco de Don Zoilo que en la antigüedad era conocido como barranco de Santa Catalina, que pudo ser una bifucarción del anterior de San Lorenzo, y más al norte se iniciaba otro pequeño cauce que se llamó barranquillo del Carbón también tributario del barranco de la Cantera que desaguaba en la antigüiedad en El Confital, al ser desviado por las arenas acumuladas. Sobre la cuenca del barranquillo del Carbón se construyó la Avenida de Escaleritas.

En el año 1836 se hacía mención a la Cuesta de las Escalerillas y dos años después se habla de la casita de alojamiento en El Cordón de las Escalerillas, que se utilizaba para el alojamiento de los comisionados y para custodiar la correspondencia oficial del desaparecido municipio de San Lorenzo. Hay distintas referencias documentales y el topónimo aparece en ocasiones de una forma y otras de otra.

Eran tierras concejiles, propiedad del Cabildo General, que fueron subastadas cuando  las leyes de Desamortización en el siglo XIX. Hay una adquisición por Ana Rodríguez de tres fanegas y seis celemines de «Unas tierras en Escaleras» tasadas en 7.776 reales de vellón, rematadas el 10 de junio de 1854 y adjudicadas el 16 de julio de 1855.

También en la desamortización de los bienes que fueron del Hospital de San Martín, procedentes de una obra pía, aparecen tres trozos de un cortijo, uno de ciento ochenta y tres, otro de cuarenta y cuatro, y el último de diez fanegas «… de Escaleritas con casa para pastores, casa de labranza, un estanque y frutales», que salieron a remate entre 1859 y 1860, adjudicada su venta a José de la Rocha Lugo y Julián Felipe Torón, el primero y el tercero, desconociéndose el comprador del segundo, por el precio de 52.000, 75.000 y 2.841 reales de vellón respectivamente.

Desde el Parque Hnos Millares (A. Herrera Piqué)
Avanzada la primera mitad del siglo XX, cuando se especulaba con la posibilidad de construcción de un aeropuerto en la propia ciudad de Las Palmas de G.C., como alternativa a la propuesta realizada por la Sociedad Económica de Amigos del País de construcción del mismo en los arenales de El Refugio, junto al Puerto de La Luz, el Cabildo Insular presenta el proyecto de construcción del aeródromo civil en Escaleritas, redactado el 10 de septiembre de 1942 por el ayudante de Obras Públicas Simón Benítez Padilla.

La propuesta recogía como únicos inconvenientes el traslado de una línea eléctrica y las vías de comunicación que atravesaban el terreno hacia su perímetro. Describía el territorio de la siguiente forma: «La topografía de Escaleritas se presenta como un relieve cónico achatado del cual parte hacia el N. y E. dos largas lenguas de tierra relativamente llana. Limita la eminencia cónica y los bordes laterales de las dos lengüetas dos barrancos, el de la Ballena al O. y el de Sta. Catalina al S.» (ARCHIVOS R.S.E.A.D.P. - MDC).

El proyecto de Escaleritas que contemplaba el relleno de las barranqueras entre las llamadas "lengüetas", al igual que el otro proyecto de El Refugio, muy "animados" ambos por los propietarios de las respectivos suelos colindantes a los que trasladaba el aeródromo nuevas perspectivas urbanísticas, serían desechados por el Gobierno de la Dictadura Franquista dada la gran crisis económica de la postguerra civil, optándose por arreglar el polvoriento aeródromo militar de Gando, y considerar su uso civil.

Cuando se inicia la segunda mitad del siglo XX se incia la promoción de viviendas de promoción pública que iniciaría la urbanización de todo el barrio de Escaleritas, en bloques de doble crujía, donde los accesos a las viviendas se harn desde las calles que siguen la dirección del lomo, con vías perpendiculares ascendentes al mismo.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

1 comentario: