jueves, 24 de mayo de 2012

DRAGONAL, EL (LAS PALMAS DE GC)

Topónimo relacionado con la presencia de numerosos dragos (Dracaena draco) en el lugar, en un valle por el que discurre el barranco del mismo nombre, y siempre aparece relacionado con su riqueza en aguas y con sus Heredamientos, que aguas abajo será el barranco de Guiniguada que recibirá además el tributario de Barranco Seco. En la actualidad el caserío está disperso por la fuerte protección del paisaje y en está dividido en dos caseríos conocidos con el epíteto de Alto y Bajo conforme a su situación con respecto al cauce del barranco.

El topónimo aparece recogido en actas de repartimientos y protocolos notariales en los primeros años del siglo XVI; concretamente, se mencionaba en 1522 en un protocolo notarial del escribano Cristóbal de San Clemente (1514-1536). El propio escribano del Cabildo General Juan de Ariñez tenía tierras y derechos de aguas del Heredamiento de El Dragonal.
El barranco en 1905 (Jordao da Luz Perestrello - Fedac)

Finalizada la Conquista castellana de la isla, fue muy notoria la calidad de las tierras de esta cuenca que son apetecidas por las grandes familias, y su relevancia económica llevará consigo que el asentamiento de población para el cultivo de las tierras sea una constante; y junto a sus casas y lagares, sintieron la necesidad y el deseo de tener lo más cerca posible una ermita en donde poder oír la misa y recibir los sacramentos, las cuales construían para cumplir con las mandas de misas que se establecían en los testamentos para vincular sus bienes.
Canteras abandonadas (Fedac)

Ya el vínculo de Inés Padilla Manrique tuvo en su hacienda una ermita bajo la advocación de San Cristóbal. A lo largo del s. XVIII se van a tener las primeras noticias de dos oratorios particulares en El Dragonal, pero no sería descabellado afirmar la existencia de una ermita desde muchísimo antes. Tiene que llegar el año 1732, con ocasión de la visita del obispo Pedro Manuel Dávila y Cárdenas al Lugarejo de San Lorenzo para que se hable por primera vez de la existencia de una ermita.

Son innumerables las haciendas, derechos de aguas y otras propiedades que se mencionan en los documentos públicos de constitución de patronatos, vínculos y capellanías. Entre ellos pueden citarse además dos ejemplos. El primero data del 11 de noviembre de 1692, cuando Domingo Albiturria Orbea, Licenciado, Arcediano de Canarias y Dignidad de la Catedral, Juez Subdelegado de la Santa Cruzada, dice tener un Cortijo de tierra calma de setenta fanegas, bodega, lagar y siete días de agua. Y el otro data del 6 de noviembre de 1736, en el que Cristóbal Alarcón Peña, Mestre de Sagradas Ceremonias de la Catedral, y su hermana Ana María Peña dicen tener veinte fanegas donde llaman La  Peña.

Jardín Canario Viera y Clavijo
Al naciente de ambos asentamientos de El Dragonal, y al otro lado de la carretera de Tafira a Almatriche (GC-310), se encuentra ubicado el Jardín Canario Viera y Clavijo concebido por el botánico Eric R. Sventenius para recopilar en un lugar toda la riqueza botánica de las islas, de tal forma que las mismas plantas se sintieran cómodas y no desentonaran del lugar de origen.

Después de seleccionar el lugar en 1952, abriría las puertas al público en 1959 con el pensamiento de que todas las especies alcanzarían su máximo desarrollo en cuarenta años.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada