miércoles, 23 de mayo de 2012

DOLORES, LOS (FIRGAS)

Actualización: 31-oct-2015 
Topónimo situado en el Lomo Grande, próxima a la carretera de Arucas a Firgas (GC-300) recibe su nombre de la antigua hacienda que disponía de casa de alto y bajo, habitación de los dueños, casas de colonos, lagar y una ermita de uso privado para la propiedad.

Hacienda (rosagrancan-blogspot)
El 6 de diciembre de 1668 cuando visita la parroquia de Arucas el Chantre Don Diego Romero Botello, éste no pudiendo visitar todas las ermitas, faculta al párroco para las visite y le  faculta para «...dé cuenta a su merced para que se haga diligencia con los patronos de ellas ...» (CABALLERO MUJICA, F.: Pedro Cerón y el Mayorazgo de Arucas, Las Palmas de GC, 1973). Dice el autor que las ermitas existentes eran las siguientes: San Pedro Apóstol, San Sebastián, San Andrés, Santísima Trinidad, en el barranco de Azuaje y los Dolores, en la finca del mismo nombre, ''en los Trapiches". La reseñada como en el barranco de Azuaje debe ser la de Guadalupe.

Las primeras noticias concretas en cuanto a su origen de la ermita nos la documenta Juan Mateo de Castro, en su manuscrito De Republica Christiana, si bien se confunde por la unificación de las advocaciones: «La sexta iglesia que se fabricó de nuevo por el capitán don Antonio Trujillo Suárez de Vergara y después se alargó en el año 1680 por el sargento mayor don Alonso Lescano y Olivares fue la hermita y santuario del muy glorioso Santo ángel de la Guarda y nuestra señora de los Dolores, en cuyo muy devoto santuario se celebra todos los años la fiesta de Nuestra Señora de la Concepción con misa cantada con dianas y procesión y asiste el curato y algunas veces hay sermón, y mucho festejo y celebridad. Está en Los Trapiches» (SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, J.: Historia de la Parroquia de San Juan Bautista de Arucas 1515-1817, Las Palmas de GC, 2013, p. 192).

El 18 de julio de 1732 cuando el obispo Dávila y Cárdenas, visitó la ermita de Nuestra Señora de los Dolores «en el término del Trapiche que se dice pertenecer al vínculo de los Trujillos, tiene también capellán y que se cumple por los religiosos dominicos de Firgas», al encontrarla en mal estado manda amonestaciones a los patronos aportando información de su estado. 

Hacienda y ermita (grancanaria-com)
«En la ermita de los Dolores que están en el Trapiche se halló necesitar repararse de albañilería por dentro y por fuera, faltarle frontal al altar y estar dos casullas que tiene indecentes, por lo que mandó su ilustrísima se haba saber, en la conformidad al auto antecedente, al sargento mayor don Salvador Cayetano Manrique, a cuyo mayorazgo dicen pertenecer, haga dicho frontal, compre dichas casullas y repare dicha ermita dentro de dos meses y si pasados no lo hiciere se dará parte por dicho venerable cura a su ilustrísima para dar la providencia necesaria» (Obra citada, p. 254).

Debieron esmerarse los patronos de la ermita tras la amonestación del obispo, dado que en el visitador general Miguel Mariano de Toledo cuando realiza la diligencia en agosto de 1770, la situación es muy distinta: 

«Visitó el altar, que se halló en él un cáliz, con su patena dorada por dentro con cucharita de plata, nueve purificadores. Unos corporales con su palias con encajes. Una piedra de ara buena. Un misal. Dos casullas blancas, la una de Damasco y la otra de tafetán. Más otra de Damasco encarnada con sus estolas y manípulos correspondientes y cuchillexos de seda. Dos alvas nuevas. Dos amitos. y dos síngulos. Una crusita de palo. Un atril de madera. Dos manteles nuevos y otros viejos. Unas vinajeras de vidrio con plato de pisa y campana de metal. Un frontal pintado. Una lamparita de estaño. Un cuadro de Dolores. Otro cuadrito del descendimiento con sus puertitas. Unos candelaritos de metal. Un tabernáculo lo mandó a su merced quitar de sobre el altar donde se hallaba por estar indecente» (Obra citada, p. 285).
 
Espadaña de la ermita (rosagrancan-blogspot)
Con motivo de la destrucción de la vieja ermita del Ángel Custodio los lugareños de los caseríos cercanos de El Trapiche se quedaron sin iglesia hasta la edificación del nuevo templo por la vecindad en 1913. En los primeros tiempos, algunos servicios religiosos, como enterramientos, casamientos y otros, se tenían que celebrar en Firgas, en el antiguo convento dominico de San Juan de Ortega, o en la ermita de Los Dolores de esta hacienda. Sin embargo, la mayor parte de estos servicios religiosos se realizaban en la parroquia de San Juan de Arucas.

Sus propietarios disponían, desde el primer momento, de dulas de agua de la Heredad de Arucas y Firgas; y en 1772, ya existía una acequia denominada del Vínculo y antes, también, de la Chantría, que conducía las aguas desde la cantonera del Repartimiento hasta el albercón particular de Los Dolores, acequia que pasaba por Padilla y Rosales, paralela al Camino del Repartimiento, alguno de cuyos tramos existe aún en la actualidad. La cantonera del Repartimiento era la que canalizaba el agua hacia distintos lugares, y la de mayor caudal era la que iba con destino a El Trapiche.

La acequia del Vínculo o de la Chantría era llamada así porque el beneficiario de las aguas del albercón de la hacienda era el Chantre D. García de Manrique, quien en distintas ocasiones elevó quejas a los Alcaldes de Agua de la Heredad de Arucas y Firgas porque no llegaba el caudal de las dulas que le correspondían, hecho del que se culpaba a los vecinos, que la desviaban. El Chantre es una dignidad del Cabildo Catedralicio que se corresponde con el Responsable del Coro.


Alpendre, casa y horno (Fedac)
Un siglo después, el vínculo de Luisa Trujillo Figueroa, en el momento de su división por desamortización el día 23 de junio de 1876, incluía entre sus bienes tres fincas con esta denominación, de un total de treinta y seis fanegas y trece celemines «Trozada de tierra labradía y “arrifes” denominada El Cortijo; Trozada de tierra al Sur de la anterior; Trozada de tierra labradía y “arrifes” en dicho Cortijo», correspondiendo la mitad de todos los bienes vinculados a su poseedor, Agustín del Castillo Bethencourt, y la otra mitad a su sucesor, Fernando del Castillo Westerling.

En las inmediaciones, en el interfluvio basáltico de Lomo Grande, al Norte de la hacienda, ya en el siglo XX ha surgido un nuevo núcleo de población que tiene su acceso por un camino vecinal, conocido como «Camino de Los Dolores», que conecta con las carreteras Arucas-Firgas y Cambalud-Bañaderos.


Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada