martes, 22 de mayo de 2012

DEHESA DE ARUCAS, LA (ARUCAS)

Este antiguo topónimo que data de los primeros años de la Conquista castellana, que en la actualidad se da al barranco y a una pequeña parte de su cuenca, era una propiedad Concejil destinada al pastoreo cuya situación aproximada estaría en la zona nororiental del municipio, entre las cuencas de los barrancos de Tenoya y de Arucas. Son mayoritariamente viejos suelos sedimentarios drenados por la pequeña cuenca del barranco de La Dehesa. Se ramifica aguas arriba por la concurrencia de distintos lomos situados en San Francisco Javier, Lomo Grande, Lomo Chico, Santidad Baja, Lomo de Arucas y Montaña Blanca. Este barranco, cuando es llamado barranquillo de El Caidero, desagua por Cebolla, en el lugar conocido como La Carraqueña

Se estima que antes de la conquista tenía una abundante vegetación de palmeras, cardones, lentiscos, dragos, almácigos, tarahales, tabaibas dulces y amargas, guaydiles, balillos y balas, vinagreras frondosas, acebuches, salvia roja, ahulagas, salados, tajinastes, esparragueras, aeonios, beroles y bejeques, magarzas, así como toda clase de hierbas que cubrían en gran medida sus suaves laderas, con fuentes y manantiales en el valle de Cardones y en el que llaman El Caidero, por lo que recibe este nombre.

Yacimiento arqueológico barranco El Caidero (Patrinet)
Muchas de las hipótesis de los historiadores consideran que en en el territorio de la Dehesa tuvo lugar la llamada Batalla de Arucas en la que murió Doramas. Dice Agustín Millares Torres (Historia de la Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1997), quien utiliza como fuente a Viera y Clavijo: «La muerte de este caudillo fue por sí sola un gran triunfo para las armas españolas; es fama que, desde aquella época, se principió a conquistar verdaderamente el país».

Como todos los territorios denominados «dehesas» en la isla, eran tierras de propiedad pública, del Cabildo General de Gran Canaria, que por la carencia de fondos de los Propios, la Corona permitió fueran arrendadas a particulares mediante subastas públicas para, con las rentas obtenidas, sufragar distintos gastos públicos como milicia, médicos, maestros de primeras letras, etc. Inicialmente, como todas las tierras tras la conquista, eran tierras de realengo, para que después el Consejo de Gran Canaria solicitara su concesión justificando la necesidad de obtener recursos para hacer frente a sus obligaciones para con los vecinos de la Ciudad.

Cantonera (Fedac)
En cuanto al sistema de arrendamiento, con respecto al establecido para otras dehesas, la única variación sensible, manteniendo el sistema de subasta y remate público, era que en este caso el pago de la renta era en especie, con el trigo cultivado, y solo en uno de los remates estudiados por la fuente, el remate del alférez Antonio Bilbao en 1725, se establecía que de no haber trigo se pagaría el valor de la renta de las setenta fanegas en numerario, al precio de 18 reales la fanega.

El trigo debía ser bueno, limpio y a recibir puesto en la Ciudad al tiempo de la cosecha. El producto de la Dehesa se destinaba al pago de los médicos de la Ciudad.

Era de Sntiago (Fedac)
Tras la aprobación de los ayuntamientos constitucionales, pasa a los Propios del Ayuntamiento de Arucas, con la justificación de no haber cobrado nada de los «propios» y menos de los «censos», en base a las leyes de desamortización en 1838 subasta la propiedad de una superficie de doscientas veintiséis fanegas y cinco celemines.

La superficie de la Dehesa era mayor  pues hubo ventas con anterioridad al siglo XIX como lo atestigua una fechada el 12 de marzo de 1657, donde el Capitán Tomás Ponte del Hoyo, regidor y procurador mayor de la isla, vende por comisión del Cabildo al Licenciado Gregorio Rodríguez un cercado de pan sembrar en la dehesa de Arucas por el precio de 65 reales de tributo perpetuo. El cercado se denominaba Cercado de la Herradura y tenía una cabida de diez fanegas, topónimo que se mantiene entre el Lomo de Arucas y el Lomo Espino, que lindaba por tres de sus lados con la Dehesa, de donde cabe deducir el límite occidenal de la Dehesa en el Lomo de Arucas.

Cantonera (Fedac)
Los remates fueron adjudicados a Tomás del Pino Marrero, Domingo del Toro, Domingo Déniz, Gregorio Domingo Barbosa, Andrés Marrero, Juan Antonio Marrero, Tomás Pérez Marrero, Antonio Ponce Ponce y Domingo Rodríguez. En la actualidad, en el territorio de la antigua Dehesa han surgido distintos topónimos y asentamientos como El Valle, Las Palmeras, Lomo Chico, Lomo Grande, Lomo de Arucas, Lomo Espino y Los Guirres.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada