lunes, 14 de mayo de 2012

CRUZ, CAMINO LA Y LA (ARUCAS)

Algunos historiadores sostienen que en el lugar que ocupa este barrio, en la ladera naciente de la Montaña de Arucas, fue enterrado el caudillo aborigen Doramas, muerto en la Batalla de Arucas, según cuentan los cronistas de la Conquista.

Estanque (Fedac)
Dice Agustín Millares Torres (Historia de la Gran Canaria, Tomo I, Las Palmas de GC, 1997) que estando herido de muerte Doramas «… Sabido del caso por Vera (Pedro de) y sus oficiales, se dispuso inmediatamente hacer alto y bautizarle, para cuya ceremonia, que él no podía comprender, llevaron agua de una fuente cercana en el casco de un soldado.

Quiso entonces ser su padrino el mismo General y darle su propio nombre, todo lo cual, verificado sin el menor obstáculo y recibida el agua santa, el héroe expiró. Abriéronle un sepulcro en aquella montaña de Arucas, testigo de sus triunfos y de su derrota, y, entre canarios y españoles, levantaron un cerco que rodease su fosa, señalándola a las futuras generaciones con una humilde cruz...».

Otras fuentes sostienen que fue enterrado en la Montaña de Doramas, y por ello en la ladera naciente de dicha Montaña en Moya se situó una cruz que conmemora tal efemérides donde se supone estuvo su tumba. Esta hipótesis parece poner mucha tierra de por medio con el lugar de la Batalla de Arucas, pues solo en la imposible línea recta hay 8,8 kilómetros.

Distancia con la Mª de Doramas (IDEE Instituto Geográfico Nacional)
El lugar de la batalla pudo haber sido alguno de los siguientes lomos: de Arucas, Espino o Lomo Grande junto a la Dehesa, pues el mismo historiador describe el lugar de la batalla como sigue: «A poca distancia de Arucas y en un llano que se extendía al pie de los últimos árboles, límite por aquella parte del famoso bosque de Doramas, se hallaba apostado este caudillo con la flor de sus guerreros, tan luego como supo la proyectada marcha del ejército español ». No parece oportuno considerar como lugar de la batalla Las Vegas de Arucas, pues en aquella época era prácticamente un humedal.

Los directores de esta edición de la historia de Millares, José A. Alemán y Pedro Schlueter, añaden las dos siguientes notas a pie de página:

(1) Dice así Abreu Galindo, autor a quien con preferencia seguimos: «Enterráronlo encima de las montañas los cristianos y algunos canarios que habian venido con él, que no lo habian querido dejar, y le hicieron un cercado en el mismo lugar donde esta enterrado y pusieron una cruz que está hoy allí ». Esto se escribía en 1632. ¿Sabemos hoy el sitio de ese sepulcro ilustre?
El Picacho (Patrinet)

(2) «Viera t. 2. p. 72. Castillo, al referir la muerte de Doramas, se expresa de este modo: "Fué esta victoria muy celebrada cr7 el Real, de que se dieron gracias á Dios por todos cri la iglesia de San. Anton, de que no juzgaron poderlo hacer, por el estrecho en que les pusieron los canarios, que aflojaron viendo caido a Doramas quien sintiendo las heridas, y cortado una pierna á Pedro de Hozcs (que fué cuando recibió la que le dio en el pecho Vera), le dijo: quien me ha muerto fue el traidor, que no me hirió sino por detras". Castillo, p. 123.

Esta noticia se halla tomada indudablemente de Sedeño que en sus apuntes manuscritos dice así, hablando de Doramas: "... y yéndose defendiendo, Pedro de Hozes le dio por detras una lanzada; el Doramas volvio y le dió al dicho una cuchillada que le cortó una pierna de que murió luego, y al volver, Pedro de Vera le dió una lanzada por el pecho; á esto dijo Doramas: no eres tú el que me ha matado...". Nosotros hemos seguido la versión menos oscura de Abreu Galindo que es también la que ha preferido Viera.

Lo que si está claro es que en este lugar de Arucas había una "cruz", como queda acreditado en la petición de tierras que hace Juan de Ariñez al Consejo General el 23 de febrero de 1551, cuando dice:

«... un pedaço de tierra de sequero que es en la comarca de Arucas en un valle que esta debaxo del camino Real que va a Arucas por baxo de la cruz que a por linderos el barranquillo del desaguadero de Arucas y es enfrente de un corral  que solia ser colmenar que dizen de Adan Azedo en mitad del dicho valle de un cabo e de otro en que podra aver doze hanegadas ...» (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).
Ortofoto del entorno (IDE Gran Canaria)
En la antigüedad se señalaban con una "cruz" los cruces de caminos por la costumbre impuesta por los franciscanos ermitaños, y como en este lugar no hay cruces de caminos, había que optar por la otra costumbre de señalar con ella el lugar de enterramiento o muerte de alguien importante, como lo es en Cruz de Pineda también en Arucas.

Otros investigadores sostienen que la antigua presencia de la cruz y el antiguo topónimo obedece precisamente a la conmemoración de dicha batalla en el lugar: «Aparte la fecha, ya estudiada, el paraje donde se dio la batalla de Arucas corresponde al topónimo tradicional "Llano de la Cruz", que no es como se ha dicho el sepulcro o enterramiento de Doramas, sino el lugar de esa pelea. Lo mismo que la "Cruz de Piedra", en La Laguna, y la Cruz del Pino de la Victoria", en Acentejo recuerdan las victorias de Alonso Fernández de Lugo en la conquista de Tenerife.

El desafío o duelo realizado por Doramas, y sus insultos a los combatientes españoles en tal ocasión, parecen detalles verídicos. Porque el desafio, terminado con la muerte del cordobés Juan Hoces (aunque uno lo llame Pedro y otros Juan o Diego), está consignado en todas las fuentes de distinta procedencia, y debe de ser un recuerdo' tradicional bien conservado.
(ÁLVAREZ DELGADO, J.: "Doramas: su verdadera historia", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 16, 1970)

Localización (Google maps)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada