jueves, 10 de mayo de 2012

CORRALILLOS, LOS (AGÜIMES)

Actualización: 2012/11/19
Es un pequeño pago que recibió su nombre de los corrales existentes en el lugar para el pastoreo. Otras fuentes sostienen que es una corrupción de Cornadillos o Corradillos.

El topónimo «corralillos» ya es mencionado en fuentes documentales del s. XVIII, como el testamento de Juan González Estupiñán e Isabel de Ortega, realizado el 5 de septiembre de 1754, en el que incluyen «Tierras en los Corralillos».

Corral y casa del lugar (Fedac)
Para entender cómo y cuando pudo nacer probablemente el topónimo hemos de retroceder hasta el siglo XVI, cuando Juan Älemán y Sebastián Aday solicitan el 24 de julio de 1554 una data al Cabildo General exponiendo:

«... Juan Aliman e Bastian de Aday besamos las manos de vuestra señoria e le suplicamos nos hagan merçed de çient fanegadas de tierras montuosas que nunca an sydo aprobechadas ni desmontadas que son en la comarca de Aguimes en los Pajonales que dizen que an por linderos el camino que va de Aguimes por Nuestra Señora de las Nieves de la dicha villa que va por Tirahana por la banda de abajo a dar al barranco que dizen de queva blanca y del barranco arriba a dar a la montaña Bermeja e por otro cabo por el lado el barranquillo del Sobradillo do esta el corral de las vacas e por la parte de arriba el llano çercado que dizen el Llano de Cristobal, las quales e pedimos por las aprovechar e desmontar...» (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).

Referencias de la data señaladas con puntos rojos
Aunque muchas antiguas referencias han desaparecido, la observación detenida de los topónimos que han llegado a nuestros días nos identifica claramente donde estaba el mencionado "corral de las vacas", pues además de quedar el diminutivo de "corralillos", tenemos la Hoya de las Vacas y el Barranco de las Vacas, la Montaña Bermeja, además de las referencias de la Cueva de la Punta cerca de las Cadenas Blancas y el Lomo del Toscón, claras alusiones al sustrato calizo del lugar, sin olvidar el camino real hacia las Tirajanas que pasa por las Temisas cercanas que pasa por las Cadenas de la Virgen.

Aunque las vacas puedan escasear, cabras y ovejas son llevadas ahora desde el lugar a Pajonales. Y entre los pastores que siguen con el oficio está Fermín Guedes, que tiene sus animales en Corralillos. En verano y en diciembre, época de vender los cabritos y los corderos, tiene el ganado junto a su casa, en donde comparten espacio cabras y ovejas.

Según cuenta el pastor, a principios de noviembre, sube las ovejas preñadas al cortijo de Pajonales donde, por las mañanas, tras dormir en una cueva, sale a pastorear llevando a los animales más hacia el interior, a las Mesas de Morales. Después de Navidad, vuelve a subir a Pajonales hasta abril o mayo, donde cocina en un viejo horno junto a la cueva en la que duerme, a la espera de poder bajar a los invernaderos de tomateros de la costa en el verano.

Grabados del barranco de Las Chocillas (Patrinet)

Las costumbres pastoriles del lugar son anteriores a la Conquista castellana, y en todo su contorno hay vestigios que sustentan estas teoría. Además de la propia toponimia descriptiva que dice de los aprovechamientos, hay cuevas de habitación en el barranco de Las Pilas, en el de La Angostura, en el de Temisas y en la montaña de Piletas, así como grabados en el morro de Las Toscas, en el de Las Tablas, en el morrete de Las Chocillas y en el barranco del mismo nombre.



Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada