miércoles, 9 de mayo de 2012

CONCEPCIÓN, LA (SANTA BRÍGIDA)

Por encima del barrio de La Atalaya se alza la antigua ermita de Nuestra Señora de la Concepción y San Francisco de Paula, fundada por el canónigo Luis Fernández de Vega, arcediano de Fuerteventura, que la erigió a partir del 1733 para celebrar en ella. 

Junto a la fachada principal de esta sencilla ermita, de una sola nave, se conservan todavía siete lápidas de otras tantas víctimas del cólera morbo que en el verano de 1851 sembró de lágrimas y luto todos los rincones de la isla.

Ermita (Patrimonio Gran Canaria)
Las gruesas paredes y el suelo del edificio están hechos con cantería azul, procedente de la cercana cantera de La Atalaya, cuyas piedras sirvieron también para una parte de los muros de la Catedral de Las Palmas en 1559, entonces en construcción, y los pavimentos de muchas casas de Santa Brígida.

En el interior de esta ermita destaca un bello techo artesonado, de estilo mudéjar, un antiguo púlpito de madera y las imágenes en madera policromada de San Francisco y la Inmaculada Concepción de María, que ha dado nombre a la urbanización residencial que rodea al recinto. La ermita fue declarada por el Cabildo Insular de Gran Canaria el 19 de agosto de 1977 Monumento Histórico Artístico, refrendado dos años después por el Ministerio de Cultura.

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada