martes, 8 de mayo de 2012

CICER, LA (LAS PALMAS DE GC)

Este lugar de la Playa de Las Canteras recibe este nombre convertido en topónimo urbano por el acrónimo y anagrama de la antigua Compañía Insular Colonial de Electricidad y Riegos que ubicó aquí la segunda «fábrica de luz» que dispuso la ciudad.

Esta empresa mercantil, fundada por una sociedad alemana y dirigida en sus inicios por Gustav Winter, buscó para la instalación de su fábrica un lugar lejano a la entonces Ciudad, en amplios terrenos, unos 16.000 metros cuadrados, próximos al mar, y en los que no existieran viviendas cercanas, circunstancias que se daban por aquel entonces en lo que hoy es el Barrio de Guanarteme, junto a la Playa.

Su finalidad era competir con la otra «fábrica de la luz» de la Sociedad de Electricidad de Las Palmas, promovida por Eusebio Navarro Ruiz, que convenció al conde de Pradere, e instalada junto a la Plaza de la Feria, hoy del Ingeniero León y Castillo. El 10 de junio de 1899 cuando se inauguraba por el alcalde de la ciudad Fernando Delgado Morales, según cuentan las crónicas, hizo tan fuerte impulso al entonar en latín el fiat lux! (aproximadamente ‘¡hágase la luz!’), que rompió la palanca de encendido, quedándose con ella en la mano, lo que costó un retraso de dos horas. Su director fue Clement Dantine, ingeniero belga.

1928 año de su inaguración (Fedac)
La Cicer fue inaugurada el 21 de octubre de 1928 con la presencia del General Primo de Rivera y su objetivo era distribuir electricidad a los vecinos de la ciudad, y, progresivamente llegar a otros pueblos del interior de la isla.

En 1932,los dos competidores de la luz se fusionaron para constituir la Unión Eléctrica de Canarias (UNELCO), desmontándose la primera fábrica de la luz de la Plaza de la Feria. En los años 40 del pasado siglo tendió sus cables hasta el sur para dar servicio a Telde y otras poblaciones cercanas. Años más tarde llegaría a Guía y Gáldar, puesto que Arucas disponía del primer generador que se instaló en la isla para dar suministro a la Fábrica de Azúcares de San Pedro.

Vista aérea de 1950 (Fedac)
Sus turbinas de vapor se alimentaban de carbón, generando una potencia de 9.000 kilowatios, hasta que el progreso los llevó a quemar fueloil, siendo sustituido posteriormente por gasoil. En los años 50 arriban dos técnicos suizos, Federico Osterwalde y Enrique Hurter, que se hacen cargo del mantenimiento de la central bajo la dirección del ingeniero Rafael Hernández, a quien le sucede en 1958 el ingeniero Antonio Marrero Bosch, que ocupa la dirección hasta 1966.

Por estas fechas surge el primer embrión de lo que luego será el sistema dual o generación de electricidad y desalación de agua de mar para su potabilidad, pues se inician los trabajos para la instalación de agua salada, que se usa como elemento para enfriar las turbinas que tras cumplir su función es devuelta de nuevo al mar.
Turbinas 1929 (Fedac)
Se cuenta por los antiguos del lugar que, en el vertido del agua a la playa, se originaba a los pies de la fábrica un enorme hoyo al que popularmente se le daba el nombre de el chupadero, donde los chiquillos se metían en grupo cuando ya caía la tarde para darse un baño de «agua calentita» y volver a sus casas tiritando. Para la toma de agua de la playa se construyeron un canal y un dique de escollera, que provocó un aumento de arena, que venía a sustituir a las piedras y a la arena negra que dominaba la costa.

Localización (Google earth)

1 comentario:

  1. Henri Hurter, el ingeniero suizo que montó la Cicer en los años 20 de siglo pasado. http://www.miplayadelascanteras.com/n_items.asp?id=2153&s=2&txt=reportajes&m=1
    ESTE DATO PARECE ERRONEO PUES EN LOS AÑOS 20 NO EXISTIA LA CALLE CHURRUCA (DONDE VIVIA ESTA FAMILIA)NI NADA QUE SE LE PARECIESE.SIN EMBARGO, ESTOS DATOS SI ME LOS CREO : En los años 50 arriban dos técnicos suizos, Federico Osterwalde y Enrique Hurter, que se hacen cargo del mantenimiento de la central bajo la dirección del ingeniero Rafael Hernández

    ResponderEliminar