sábado, 5 de mayo de 2012

CASTILLEJOS, LOS (ARUCAS)

El topónimo de este lugar debe su origen según algunas fuentes en unos castilletes o baluartes de naturales o construídos que los aborígenes canarios habían acondicionado para protegerse de las incursiones bélicas y con finalidad defensiva.

El lugar se encuentra en una pendiente situada en la prolongación de la calle Fray Tomás de Berlanga, que es la que comunica la Hoya de San Juan con el Camino de La Cruz y con Las Chorreras o Meleros.


Promontorio El Picacho (google earth)
Al margen que los conquistadores castellanos al contemplar los distintos promotorios rocosos existentes en el lugar, muchos de los cuales han desaparecido tras la construcción de viviendas en el lugar, manifestaran que le inspiraban a los "castillejos" que se encuentran en distintos lugares de la península, las noticias del descubrimiento ocasional de restos humanos en los años 70 u 80 del pasado siglo sustentan la teoría de investigadores arqueológicos por su similitud con el término "castillete" con el que se conocen los túmulos de Los Tabaibales en Mogán con cistas en su interior. Ello unido a la costumbre de los conquistadores castellanos de añadir el sufijo -ejo a las construcciones "del tiempo de los canarios" sustenta la teroría.


Lo que no parece sustentarse es vincular estos promontorios de escasa altura a su utilización defensiva por los aborígenes; han dejado buenas muestra en la isla que su sistema defensivo se fundamentaba en la construcción de sus cuevas de habitación y silos en los riscos de difícil accesibilidad y a través de estrechos andenes o veriles.


El Picacho (Patrinet)
Sus construcciones conocidas siempre fueron documentadas por los castellanos como cuevas, caserones, paredones y acequias con el añadido "de los canarios", dejando así constancia indiscutible de su origen, y en escasas ocasiones utilizan el término "castillete".

Aunque en la actualidad están muy transformados por las edificaciones realizadas, en este lugar destacaban dos prominencias o morretes orográficos junto al sendero por donde se accede al llano del Camino de La Cruz.

Lavaderos (Fedac)
Este lugar está inmerso en las proximidades donde se llevaron a cabo las primeras investigaciones arqueológicas en Arucas, desde la hipótesis de que el asentamiento aborigen de Arucas se situaba en la Hoya de San Juan. Con posterioridad fue descubierto el yacimiento de La Cerera y los restos encontrados en la Capellanía Grande que no han sido investigados.

Su antigüedad está acreditada en distintas fuentes documentales, encontrándose por ejemplo en la testamentaría de Petronila Cabrera Vargas, del 24 de octubre de 1767, que incluye entre sus bienes «Cercado de los Castillejos, bajo de riego con “arrifes”».

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada