jueves, 3 de mayo de 2012

CASABLANCA (FIRGAS)

Este topónimo, tanto ambas palabras unidas como separadas, es relativamente abundante en la isla, y obedece a la histórica existencia n en lugar de una «casa blanca», referencia que se incorporó a los documentos públicos y privados, que concreta su localización con la identificación de los barrancos, lomos o valles más próximos a la referida casa enjalbegada con cal.

Debe tenerse en cuenta que, en los siglos XVI y siguientes, las paredes o paramentos en zonas rurales se hacían generalmente «a piedra seca» o de «piedra vista», por ser más económicas; en las zonas urbanas se enjalbegaban, es decir, se enfoscaban las paredes con cal, ya que al margen de la motivación estética, la cal refracta el calor y contribuye a crear un ambiente fresco, si bien al poco tiempo adquirían un color amarillo ocre si no eran repintadas con frecuencia, por lo que puede atribuirse un «monocromatismo del amarillo ocre» de la cal envejecida. 

Horno de cal en Casablanca (Fedac)
La cal se medía para su venta en fanegas, quintales y sobre todo en «cahices», equivalente a doce fanegas, y se especulaba mucho con su precio. En el s. XVIII, con la llegada de los ingleses y sus modas, las familias «adineradas» pintaban con «rojo inglés» sus paramentos para distinguirse de las menos pudientes.

La capellanía fundada por Maria Guerra, viuda de Gregori o Álvarez Travieso, y de su hijo el capitán Pedro López Travieos, en su escritura de 23 de octubre de 1649 vinculaban a la misma «... un casa de alto y bajo con su cocina y un cercado, que esta junto a ella, donde dicen la casablanca, y una casa de alto y bajo en la villa de Arucas...» (MEDINA DE MATOS, C.: Noticias históricas de la Ciudad de Arucas, Las Palmas de GC, 1950).


Cantonera (Fedac)
El nombre de este populoso barrio debe su origen a la presencia en el lugar de una «Casa Blanca» que servía de referencia de ubicación de tierras, trapiches y acequias. Ya desde el siglo XVII se tienen noticias de que el edicto Nuestro pastor y prelado, publicado en Santa Cruz de Tenerife el 21 de mayo de 1673 y recibido en Arucas el 4 de agosto del mismo año, se leyó en la ermita de la Santísima Trinidad en la Casa Blanca.

Desde 1769 la subacequia de Casa Blanca se surtía del cauce general por dos cantoneras. Los Alcaldes de Aguas habían considerado esto excesivo y desusado, y habían mandado quitar una de tales cantoneras, lo que motivó que los vecinos de la Casa Blanca presentaran una queja ante la Audiencia.
Presa de Casablanca (Carmelo Pl.)
La Audiencia, al principio, falló a favor de Casa Blanca, pero la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, dando la razón a los Alcaldes de Aguas, en la sesión de 12 de Abril de 1769 acordó alzarse de tal fallo encargando del asunto al Licenciado José de Hidalgo, acuerdo confirmado en la sesión de 14 de Enero de 1770, que decidió recurrir nuevamente. La Audiencia debió de acceder a lo recurrido por la Heredad, por cuanto la cantonera quedó definitivamente suprimida.

Casa y alpendre (Fedac)
Hay otras fuentes documentales que aportan titularidades de tierras en otro lugar y en éste donde se menciona el topónimo para ambos. Es en la escritura del 7 de septiembre de 1765 para la fundación del patronato del matrimonio del Regidor Francisco Carvajal Aguilar y Bernarda Manuela de Matos Coronado.

Entre los bienes incorporados al mismo se incluyen una fanega y tres celemines de un «Cercado labradío en el Hinojal o Casa Blanca» y otras cuatro fanegas de una «Suerte labradía denominada “El Paso” en Casa Blanca». El primero es referido al lugar del Hinojal situado en la carretera de Arucas y Bañaderos y el segundo creo corresponde a Casablanca de Firgas, y en ambos casos es común la referencia toponímica.

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada