domingo, 22 de abril de 2012

CALVA, LA (ARUCAS)

Pequeño caserío situado junto a un pequeño barranquillo del mismo nombre, cuyo asentamiento poblacional se ha desarrollado en las márgenes del antiguo camino que va de Visvique a la Cuesta de La Arena, al pie del Lomo Jurgón. Sostiene el cronista Pablo Jesús Vélez que el topónimo debe su nombre a María Calva, matriarca de los Zuritas en el lejano siglo XVI.
Cantonera abandonada (Fedac)
Hace referencia a María Fernández Calva, mujer de Bartolomé Martín Zurita, hija del conquistador Alonso de Zorita el Viejo y de Catalina Fernández Calva, viuda de su primo Bartolomé Martín de Zorita . En la escritura de 1 de febrero de 1538 en la que su marido relaciona sus bienes, todos se sitúan en el municipio de Telde.

En el testamento realizado por ella el 8 de enero de 1552 no se da información de propiedades. De la distinta bibliografía consutada (CAMACHO Y PÉREZ GALDÓS, G.: "El cultivo de la caña de azúcar y la industria azucarera en Gran Canaria 1510-1535", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 7, 1961; LOBO CABRERA, M. Y RIVERO SUÁREZ, B.: "Los primeros pobladores de Las Palmas de Gran Canaria", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 37, 1991; NEGRÍN DELGADO, C.: "Cinco esculturas de origen Brabanzón conservadas en la isla de Gran Canaria", Anuario de Estudios Atlánticos, nº 39, 1993), no se infiere que tuviera propiedades en Arucas y las conocidas se sitúan en Telde.

Al margen de la conjetura que hace la fuente que no aporta bibliografía de referencia, entendemos que el origen del topónimo es debido a una antepasada de otra Maria Calva, del siglo XVII, que sustentaría además la vinculación que pudieran existir entre los topónimos Visvique de Arucas, próximo a este lugar, y Berbique de Agaete, al considerar que fue la familia de Maria Calva quien dio nombre al Visvique de Arucas, por rememoración o por alguna similitud arqueológica o paisajística con el de Agaete, tal cual contamos en dichas entradas.


Panorámica (Google earth)
Entedemos que el topónimo aruquense Visvique, colindante al de La Calva, pudo llegar a este lugar a través de la familia de María Calva de Quintana, hija de Mateo Quintana Carvajal y Beatriz García, y nos lo documenta el acceso a la titularidad de la mitad del Cortijo de Guayedra en Agaete cuya propiedad «... recae en el Capitán José Cabrejas Betancourt por vía de dote de su mujer y por compra hecha a doña   Beatriz García viuda de Mateo Quintana y a sus hijos: María Calva de Quintana, Fernando de Quintana y el Presbítero Diego Pinto ...». Dicha compra se realizó el 2 de mayo de 1664 ante Cristóbal Suárez de Medina, momento en el que vivía la repetida María Calva de Quintana, que pudo tomar el apellido de su madre u otro antepasado.

Veamos ahora la conexión de los dos topónimos Visvique. Tras distintos litigios por su titularidad, «...el valle de Guayedra quedó en poder del Capitán Cabrejas y de ello queda constancia en su testamento, dejando como bienes suyos «el Cortijo de Guayedra y el de Visvique ...», refieriéndose este último al lugar de Agaete contiguo a Guayedra (SUÁREZ GRIMÓN, V.: "La hacienda de Guayedra y el Heredamiento de Agaete ante la ocupación de realengos", Revista de Historia, nº 173, 1983), de donde se infiere la antigua igualdad léxica de ambos topónimos. La otra mitad del Cortijo de Guayedra perteneció a su tía Ana Guintana de Carvajal.

Sí está documentado que Pedro Cerón, Capitán General de las islas y Regidor, y su mujer Sofía de Santa Gadea, en escritura de 10 de julio de 1572, vinculan a su patronato un «Cercado de la Calva de cinco suertes y media con su albercón», de donde debe considerarse que realmente el topónimo lo toma de un ancestro de  la línea paterna de María Calva de Quintana, que pudiera ser Maria Calvo (sic) de Quintana Cabrera, hija de Gonzalo de Quintana nacido y bautizado en Gáldar y casado en Telde en 1541 con Catalina de Cabrera Zurita, hija de Blas Martín Zurita y Mencia Cabrera Bethencourt (EGEA MOLINA, E.: "Apellido Quintana en Canarias: una introducción sobre su origen e instauración", Genealogías canarias [geneacanaria-blogspot-com] 13-ago-2012), que parecen guardar relación sanguínea con los descendientes del conquistador Alonso de Zorita.


Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

3 comentarios:

  1. Necesariamente, todas estas referencias a los orígenes de la toponimia en Gran Canaria nos remiten a un tiempo más "lento", pausado, que dijéramos entrañable, más humano. A una era (dicho en su doble acepción de etapa o período y lugar de siega) rural en que los caserías tenían como única conexión el caminar a pie, el tú a tú de las vecindades, los lomos de las bestias, o el duro firme traqueteante de las carretas y los carruajes.

    Hermosa página esta. Hermosa por interesante, etnográficamente hablando.

    Buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Blas Martín Zurita es nieto de Alonso de Zurita, siendo sus padres los mencionados al comienzo de este artículo, don Bartolomé Martín Zurita y María Fernández Calvo -hija ésta última del mencionado conquistador como aquí bien se refleja-; muchas gracias por el aporte, que me ha servido para alargar un poco más mi pequeño árbol genealógico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la publicación "Datas de Gran Canaria. Documentos para su estudio", que está disponible en PDF en la página del Archivo Histórico Provincial de Las Palmas, se estudian documentos transcritos recientemente que aportar más datos de la familia. http://www.gobiernodecanarias.org/cultura/archivolaspalmas/
      Gracias por el comentario.

      Eliminar