sábado, 21 de abril de 2012

CABALLERO, CUEVAS DEL (TEJEDA)

Conjunto arqueológico de cuevas de habitación asociado con un lugar de elevada significación mágico-religiosa para los aborígenes canarios. El yacimiento arqueológico es también conocido con el topónimo de Las Machas, debido a la creencia popular de que el lugar estuvo habitado por mujeres que practicaban la brujería.

El origen del topónimo lo toma del lugar donde se encuentra y aparece documentado desde muy antiguo en la petición de tierras que el 1 de marzo de 1546 realiza Rodrigo Marquez al Consejo General donde dice: «...un pedaço de tierras de sequero que son de aquel cabo del Pinar de Agaldar por el camino que va a Tejeda en que podra aver çient hanegadas de tierras e van a dar al çercado del Cavallero e a la Fuente Fria las quales no han sido aprobechadas ...» (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).


Aunque el Risco Chapín se extiende entre Artenara y Tejeda, estas cuevas se encuentran dentro del territorio administrativo de Tejeda y próximas a su frontera con Artenara.

Cueva (asturKon - panoramio)
En su localización espacial, se situan muy cerca de la Montaña de los Moriscos y del mirador natural en la Degollada de Las Palomas paso abierto en el Risco Chapín, colgando sobre Guardaya, desde donde se contempla la majestuosidad de la Caldera de Tejeda con el Roque Nublo y el Roque Bentayga.

Muy próximas se encuentran otras cuevas de interés arqueológico como la Cueva del Carragutal y más lejos la Cueva de Los Candiles, por lo que algunos especilistas consideran que en su conjunto conforman un santuario de montaña de los aborígenes canarios con distintas utilidades para cada una de ellas.

Cueva (asturKon -panoramio)
Está formado por un conjunto de doce cuevas artificiales, algunas de las cuales fueron utilizadas como vivienda. Sin embargo, en las paredes de la gran mayoría aparecen unos grabados, a modo de triángulos púbicos, triángulos de tendencia equilátera con el vértice superior invertido, en muchos casos junto a cúpulas, que han sido identificados como vulvas femeninas o signos de la fertilidad, imprimiendo a estas cuevas el carácter de sitio sagrado o centro ritual.

Esta finalidad ritual viene apoyada por la presencia de unos hoyos o cazoletas excavados en el suelo de las cuevas e intercomunicados con canalillos, manifestación rupestre que aparece muy extendida entre los restos de la cultura prehispánica de la isla y que se identifica también con la búsqueda de la fertilidad de las tierras y la demanda de agua.

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada