jueves, 19 de abril de 2012

BUENAVISTA Y LOS SILOS (GÁLDAR)

Estos dos topónimos que dan nombre a un caserío situado junto a la carretera de San Isidro a Juncalillo (GC-220), representan la conjunción de lo moderno y lo antiguo. Se fusionan geográficamente en su localización geográficamente; el primero y más moderno, el topónimo Buenavista es en sí mismo el reconocimiento de la panorámica que desde el lugar se percibe de la Vega de Gáldar, desde Amagro a la Montaña de Gáldar o Pico de La Atalaya. Es la misma percepción que debió tener el fallecido cronista Martín Morales cuando cedió esta estampa.
De Martín Morales a Fedac
Pero incluso el objetivo de esa cámara no fue capaz de captar toda la amplitud de la panorámica que en primera fila percibe el pastor desde Buenavista, que si se puede conseguir con las nuevas tecnologías.

El segundo y muy antiguo topónimo, que como decía se funde en la localización, es Los Silos, creado por la memoria colectiva de los lugareños porque allí, como en otros puntos de la Isla, los aborígenes canarios construyeron en los riscos unos silos para conservar sus productos recolectados de la naturaleza. Los silos eran recipientes u hornacinas que se construían horadando la roca, para almacenar en ellos el grano obtenido en la cosecha, normalmente orientados a la Solana para que gozaran de mayor exposición solar que ayudara a su conservación sin humedecerse.


Panorámica (Google earth)
Hay una clara referencia documental a este caserío, pues se menciona su proximidad a la Hoya de Pineda al dar nombre a la ladera donde se encuentra; Agustina Botello Tello, mujer del Capitán Esteban Cabrejas Bethencourt, en su testamento fechado el 27 de julio de 1750 dice tener setenta y siete fanegas y diez celemines de un «Cortijo denominado lomo de Pineda, en los Silos».

Como en muchos casos, la intervención antrópica ha ido borrando los vestigios, bien por los aprovechamientos pastoriles o por la propia proximidad de los asentamientos humanos, quedando el topónimo en los antiguos documentos y en la memoria de algunos lugareños, si bien están acompañados por otro topónimo cercano como es el Camino de El Palomar que atraviesa Las Quintanas, referencia clara a la antigua existencia de habitat trogloditas ya imperceptibles por las remudas y rochas de tierras para los cultivos de regadíos en la Vega.

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada