miércoles, 18 de abril de 2012

BRUJAS, DEGOLLADA Y LLANO DE LAS (TEJEDA Y ARTENARA)

Actualización: 2013/03/07
La más llamativa de todas las leyendas sobre «luces» es la historia de la luz del Bentayga, una luminaria que mostraba un aspecto de bola de fuego y que sembraba con algo más de misterio las mágicas y estrelladas noches de Tejeda. La luz recorría parte de Tejeda y sus barrancos, acercándose incluso a las inmediaciones del Roque Bentayga.

La zona principal de contemplación de la luz era entre el Bentayga y el Roque Nublo, hacia las zonas conocidas como La Culata y el camino que conduce a la Cruz de Timagada, proveniente de la Montaña de Altavista.
Supuesto recorrido según la leyenda de la Luz del Bentayga (IDEE)
Las tradiciones populares sobre "luces misteriosas" siempre han buscado su justificación en las "almas en pena" que vagan sin destino hasta que aparezca un alma que les redima y puedan obtener el perdón y puedan descansar en paz. Para alcanzar ese propósito, las brujas tienen que hacer sus conjuros para que se den todas las circunstancias. Muchas leyendas se entremezclan con las creencias religiosas y en encontrar señas divinas cuando sobrevienen accidentes sobre los iconos religiosos.
Rayo de luz (Daniel Montero Fotonatura-org)
Muy cerca de la Montañá de Altavista iniciaba su andadura la luz subiendo por donde llaman la Degollada de las Brujas, en la jurisdicción de Artenara, para después de un largo y mágico transitar llegar cerca de Timagada. En este último lugar conocido como Llano de las Brujas,  topónimo ya en la jurisdicción de Tejeda que se interpreta por sí mismo donde supuestamente se celebraban los aquelarres. La ya mencionada Cruz de Timagada tiene capilla y fiesta propia, y los lugareños de mayor edad recuerdan el incidente de la sorprendente rotura de un brazo de la Cruz, que fue después repuesto, si bien siempre pensaron que alguien pudo hacer fuego para un aquelarre.

En su gran peregrinar la misteriosa luz se paseaba desde la Montaña de Altavista, rodeaba el Roque Bentaiga y el Roque Nublo y la Montaña del Aserrador para desaparecer en el Llano de las Brujas, cerca del Peñón de las Mozas donde eran atraídas las jóvenes lugareñas casamenteras. Toda una leyenda que se engarza con las culturas mágicas de los aborígenes canarios, presentes en los vestigios arqueológicos que se encuentran en los lugares mencionados del recorrido (GONZÁLEZ, J.G.: "La luz del Bentayga", El Día, 14-dic-2002).




Localización Degollada de las Brujas (Espacios Naturales Gran Canaria)
Localización Llanos de las Brujas (Espacios Naturales Gran Canaria)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada