sábado, 14 de abril de 2012

BARTOLOMÉ DE TIRAJANA, SAN


Municipio situado a 54,5 kilómetros de la capital provincial e insular, en una altitud media de 850 metros sobre el nivel del mar, y de 333,13 kilómetros cuadrados de superficie que representa el 21,4% del total de la isla.

Durante la etapa aborigen más próxima, la comarca de «Los Tirajanas» -con el artículo en género masculino como reivindican algunas fuentes (CAZORLA LEÓN, S.: Los Tirajanas de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 2000)- se integraban en el reino de Telde y tras la Conquista se convirtieron en tierras del Señorío de Agüimes y de Realengo, en una discutrida y teórica frontera jurisdiccional en el barranco de Tirajana, que se convirtiría en la frontera administrativa en  Santa Lucía y San Bartolomé tras la segregación del primero de este último.

Las circunstancias que concurren en esta comarca, donde se unen lo áspero y quebrado del territorio con la altitud, la convirtieron en zona de abrigo, donde los antiguos canarios se cobijaban en circunstancias de peligro. Así, en la etapa de la conquista de la isla, Tirajana desempeñó un importante papel en las operaciones bélicas.
Panorámica (Ayuntamiento)
En agosto de 1479, una importante expedición militar dirigida por el Obispo Juan de Frías y el Capitán Pedro Hernández Cabrón, sufre un serio descalabro en los alrededores de la Caldera, por obra de los indómitos aborígenes tirajaneros. Los castellanos experimentan cuantiosas pérdidas humanas y de heridos, por lo que se hace necesaria una retirada.

La batalla se llevó a cabo un 24 de agosto, festividad de San Bartolomé, cuya protección invocaron los soldados en su derrota. De esa promesa surge la ermita con la advocación del santo, que le da nombre al municipio y a la villa de San Bartolomé de Tunte en Tirajana, hoy San Bartolomé de Tirajana.
Molino de la Henchidera (Fedac)
Los castellanos realizaron tres incursiones más sin éxito, obligándolos en cada una ellas a emprender la retirada. En 1484, la suerte de la isla estaba decidida, pues prácticamente se encontraba bajo el dominio de la Corona de Castilla. Sin embargo, no fue una hazaña bélica la que venció a los canarios, sino una estratagema de los castellanos preparada para desmoralizar a los indígenas. Arrebatarles sus ganados y quemar sus cosechas fue lo que les llevó a la victoria.
Acorralados, los aborígenes se guarecieron en la Fortaleza de Ansite último bastión de la independencia. Los isleños, diezmados por la superioridad de las armas y abatidos por la miseria y el hambre, capitularon el 16 de marzo de 1485, dando fin a la Conquista de la isla.
Horno de tejas (Fedac)
El territorio que ocupa la actual capital municipal, se entiende ha crecido sobre los restos del antiguo pueblo aborigen de Tunte, del que se conserva el topónimo en un pequeño espacio a poniente y la conocida Hoya de Tunte al naciente. Se entiende que los asentamientos aborígenes prehispánicos lo fueron en más abundantes hacia la margen del barranco de Tirajana, y que los asentamientos que pudieron haber bajo el actual San Bartolomé de Tirajana lo fueron de aborígenes ya castellanizados aque se fueron confundiendo con los conquistadores.

Dibujo de la Casa Canaria (Bienmesame-org)
Terminada la conquista se suceden las peticiones de datas en el "lugarejo" acreditando así que es un asentamiento aborigen, que deberán respetar en su caso los caserones. Ejemplo de ellas es la solicitud del 17 de octubre de 1550 donde se dice: «... Alonso Nuñez vezino desta ysla en Tunte veso las manos de vuestras señoria y les subplico me agan merçed de darme una casa de tiempo de canarios que esta en Tunte en medio del lugarejo e debaxo de la casa do mora Andres Perez, la qual quiero para mi abitaçion e morada por que yo tengo alli mi ganado y estançia ...» (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).


Dentro del propio casco urbano y cerca del Centro de la Tercera Edad, se localiza la conocida como Casa Canaria. Presenta una estructura de casa canaria típica, con gruesos muros, que muestra una morfología circular al exterior, mientras que el interior es de planta cruciforme. Esta vivienda, que ha seguido teniendo uso como tal hasta la actualidad, se ha adaptado a las nuevas necesidades de sus habitantes: se han encalado las paredes interiores, se ha colocado piso y se ha sustituido la techumbre por una cubierta de tejas a dos aguas.
Casa Canaria (Bienmesabe-org)
De hecho, desde el pasado siglo XIX, ha llamado la atención de personajes como Víctor Grau-Bassas, Rene Verneau y Olivia Stone, y se conservan dibujos y fotos de la época. Constituye la única pervivencia del antiguo poblado de Tunte, que ha permanecido en medio de otras construcciones posteriores por las causas ya apuntadas. Casi ha perdido su importancia debido a que es una propiedad privada y ha estado sometida a cambios.
Muro exterior Casa Canaria (Patrinet)
La relevancia del lugar tras la Conquista ha dejado mucha información documental, entre la que destaca la fundación, el 11 de noviembre de 1736, del patronato por testamentaría de Manuel Francisco Alvarado Navarro del Castillo, Comisario del Santo Oficio de la Inquisición y cura rector de la parroquia de San Bartolomé de Tirajana, cuya descripción de bienes, por su extensión y por su riqueza en topónimos próximos que nos describen el territorio en el Antiguo Régimen, resulta de mucho interés, tanto por su condición de estamento religioso, como por su significación social.
Era (Fedac)
Aún cuando disponía también de propiedades en La Vega de Santa Brígida, sus propiedades en las Tirajanas que interesan eran las siguientes:
- Casas de alto y bajo con granero, alpende y otros accesorios, por compra.
- Casa de alto y bajo, 2 terreras y un lagar con todos sus pertrechos junto a la acequia que corre por la plaza de San Bartolomé, por compra.
- Huerta de viña, frutales y tierra colma con un homo de teja en Tunte, por compra. Dos días de agua sin sus noches del Heredamiento de Tunte, por compra.
- Cortijo de 35 fanegas de tierras labradía y montuosas con media fanega plantada de viña y frutales, casa terrera, cocina, alpende, mitad de un estanque, con quince días de agua todos los meses de la fuente de Rosiana, en las Lagunas de Tunte, por compra.

Iglesia de San Bartolomé (Patrinet)
 - Suerte de tierra labradía de 2 fanegas y 6 celemines denominada “La Hoya Grande” en la Hoya de la Cueva de Las Pulgas (Vega Castaña).
- Suerte de tierra labradía de 3 fanegas en Ingenio –actual pago de Santa Lucía– donde llaman Hoya del Pastel, por compra.
- Suerte de 7 fanegas y 6 celemines plantada en su mitad de parral y frutales con cinco días de agua del Heredamiento de la Fuente del Corral o Higueral de Taidía (Tunte), por compra.
- Casa terrera con alpende, horno, medio celemín de tierra a su puerta con cuatro horas de reloj de agua del Heredamiento de Tunte, por compra.
- Suerte labradía de 2 celemines de riego y “secano” junto a la huerta de Tunte. Cuatro horas de agua del Heredamiento de Tunte desde las 8 hasta las 12 de la mañana, por compra.

Partidora de almendras (Fedac)
Son curiosas las condiciones impuestas por el cura párroco en este patronato, al establecer una pensión de «…cincuenta misas rezadas anuales, que fueron redimidas el 14 de diciembre de 1857, e invertir cincuenta reales anuales en la reedificación de los bienes del patronato. (…) Como sucesor nombró a Bartolomé Navarro del Castillo, hermano y cura de Agüimes, con facultad de nombrar sucesor en uno de sus tres sobrinos, prefiriendo el varón a la hembra y el que se aplicase al estado sacerdotal».

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada