jueves, 12 de abril de 2012

BAILADEROS (SAN BARTOLOMÉ DE TIRAJANA)

Este lugar se encuentra a unos cuatro kilómetros después de pasar El Sequero por la pista que sale desde la Casa Forestal de la Cruz Grande. Sostienen algunas fuentes que este topónimo, habitual en todas las islas y principalmente en Tenerife, se corresponde con el lugar donde los aborígenes realizaban sus bailes, rituales o fiestas.


Bailaderos (Cabildo Insular GC)
Se fundamentan en la reseña que hace el dominico Fray Alonso de Espinosa de finales del siglo XVI (ESPINOSA, 1920?): «…Mas cuando los temporales no acudían, y por falta de agua no había yerba para los ganados, juntaban las ovejas, e hincando una vara o lanza en el suelo, apartaban las crías de las ovejas y hacían estar las madres al derredor de la lanza, dando balidos; y con esta ceremonia entendían los naturales que Dios se aplacaba y oía el balido de las ovejas y les proveía de temporales…».

 
Rogativa de lluvias (Cuadro de Jesús Arencibia - El Museo Canario) 
Supuesta Danza del arco de Balos
Está avalado además por la investigación etnográfica relativa a que los aborígenes canarios construían círculos o plazas para realizar ciertos bailes, costumbre que podría haber llegado a los tiempos actuales.

Estos bailes se consideraban prácticas brujeriles, en algunos casos asociadas a ritos cristianos. Es mencionado como tal en la Data que contiene este fragmento fechada el 16 de enero de 1506 del Libro Primero de Datas por Testimonio, recopilado por Francisca Moreno Fuentes en 1992, donde se habla, en los altos de Icod, de «… Una plaza donde bailaban los Guanches en su tiempo…».

Otras fuentes, basándose en este mismo texto de Alonso Espinosa, sostienen que el topónimo es una corrupción de «baladero», en referencia al lugar donde se llevaba al ganado con el fin de separar los cabritos de sus padres y hacerlos «balar» y realizar ritos suplicatorios de lluvia.
Chácaras y tambo

El profesor Lothar Siemens recogió, en su interesante tratado sobre el folclore canario, el caso del Baile del Gorgojo, que en un principio se ejecutaba en lugares apartados y de noche, apareciendo los danzantes desnudos.

Además dice «… Se practicó también hasta principios de este siglo, en el sur de Gran Canaria, una danza fálica llamada el Baile del Pámpano Roto, cuyo recuerdo sigue todavía entre los habitantes del Barranco de Guayadeque...», aunque esta parece tener más un sentido sexual.

Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)
Hay un topónimo igual en Telde "El Bailadero", al sur de Casa Casares y de la rotonda de la carretera a Valsequillo, cuyo origen está también relacionado con estos ritos ancestrales de la cultura prehistórica canarii.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada