jueves, 12 de abril de 2012

AZUAJE, BARRANCO DE (FIRGAS Y MOYA)

Actualización: 13-mar-2016
Aguas arriba, este barranco va recibiendo distintas denominaciones en el siguiente orden ascendente: “de San Andrés”, “de Guadalupe”,  “de las Madres”, “de la Virgen”, “del Andén”» y “de Crespo” cuando llega a su nacimiento después de atravesar los municipios de Arucas, Firgas y Moya de los que es su frontera administrativa, y Valleseco.

El balneario (Antonio González Morales)
Cauce (IDEE Instituto Geográfico Nacional)
Aguas abajo, si bien no es muy notorio algunos le llaman «de San Andrés» por ser el lugar de la costa Norte por donde desagua. En tiempos de la Conquista era conocido como “de Aumastel” o “de Agumastel” topónimo aborigen, y comportó la frontera entre la zona Norte de la isla con la zona de la Ciudad en que dividió esta parte de la isla para los repartimientos de tierras y aguas.

Este barranco y las tierras contiguas despertaron en la antigüedad la codicia de muchos privilegiados por la fuerza hidráulica de sus aguas para los ingenio y molinos, y, para el riego de los cultivos. Tenemos documentada una larga información de ello (RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).

El 2 de diciembre de 1538 es el regidor Alonso de Herrera que pide «… me hagan merçed de imas ñaderas de tierras que están en el barrano del Aumastel a la vanda de Moya yençima de las tierras que fueron de Diego de San Clemente y de las que fueron de Pedro Moreno que al presente son mias para las aprovechar con el agua de dicho barranco que yo tengo y con el agua de Moya en lo qual me harán merçed las quales tierras yo he poseydo hasta agora u asi mismo mi padre las poseyó e tuvo por si (l)as y porque no hallo titulo dellas …».

El 17 de enero de 1539 Diego de Çamora solicitaba «… un pedaço de toerras de sequero que es en el barranco del dicho Aumastel de la una parte de abaxo dtierra que dizen de Loriana Mexia e de la vanda de arriba el camino que va del yngenio de Gonçalo Ruiz a la montaña Doramas hasta dar a mi p(arral) e de la otra parte el dicho mi parral el qual dicho pedaço de tierras podrá aver dos hanegadas de senbradura poco mas o mentos la qual a estado y esta montuosa e sequero que hasta oy de presona ninguna no a sido aprovechada …».

El 19 de mayo de 1539  el doctor Alvaro de la Mata pedía «… unos pedaços de tierras en que puede aver hasta doze o quinze hanegas de senbradura que son el barranco del Aumastel arriba del yngeño que fue de Alonso de Her(rera) Regidor y agora es de lonso de la Barrera en la ladera del mismo yngeño que empiçan los dichos (peda)ços desde adelante un poco del horno de la cal desde un Risco grande la ladera abaxo (ha)zia el yngenio y deslinda por parte de abaxo en las acequias que por donde Françisco Ort(iz) y Anton Ortiz riegan sus tierras que al presente yo tengo puestas de cañas y de (parras), arriba linda con los riscos en los quales Riscos deslindan las tierras que fueron de Mar(tin) de Aduça y vienen los dichos pedaços hasta çerca del albercon del yngeño del dicho (Alonso) de Herrera …».

Panorámica de la cuenca (fotosaereasdecanarias-com)
El 10 de julio de 1542 el doctor de Alvaro de la Mata hace una nueva solicitud «… de unos pedaços y andenes de tierra en que puede aver hasta siete hanegadas que están montuosos dentro del barranco del Aumastel donde dizen el Trapiche linderos del cabo de arriba un Risco grande que esta a la hondonada de unas tierras de los herederos de Gaspar de Palençuela que aya gloria e por abaxo el barranco e por ellos para el atajo que va del Trapiche a Moya que es tierra muy trabajosa e no se a aprovechado hasta agora e porque agora tiene necesidad dello lo querria aprovechar …».

El 6 de noviembre de 1542 el escribano publico Geronimo Batista, después de contar de muchas particularidades que entonces se daban en los repartimentos,  dice «… yo a que estoy en esta isla mas de treynbta e cinco años e loado dios tengo mi casa e mi mujer e siete hijos e familia e hasta agora no se me a dado ni Repartido ningunas eredades ni tierra de rriego ni de sequero como a los otros vecinos se suelen dar porque quando alguna cosa ee querido demandar me an dicho que esta Repartido […]  y es asi que en un Repartimiento que se hizo por mandado de vuestra señoria el año pasado de quinientos e diez e nueve años en çiertas tierras ençima de Terore y en aquella comarca a la vuelta de Firgas e Barranco de Aumastel esta un lomo que se repartio a Diego de Sanclemente e a Juan de Ariniz escribano mayor del cabildo e a otras personas en que puede aver dozientas e çinquenta hanegadas poco mas o menos e tienen por linderos de la una vanda tierras que fueron dadas  Bernaldio de Lezcano Regidor desta isla e a su madre e ermanos e de la otra vanda tierras que fueron dadas a Juan de la Rosa en el qual dicho como e cntidad de tierras que es dicho hasta agora no se  edificado cosa alguna por ser como son tierras de mucha costa e de grandes helechales e lexos desta çibdad e yo querria con mis hijos hazer alguna fazienda en que los sustentar …».

Vista (lospasosquedejamosatras-blogspot)
El 23 de enero de 1549 Pedro Borjes pide «… un pedaço de tierra en que podrá aer hasta veynte fanegadas en senbradura que son en la comarca de Firgas e lindan de la una parte con tierras del doctor Alvaro de la Mata e de la otra parte con un camyno que va por el yngenio de los herederos de Alonso de la Barrera e hasta dar al dicho yngenio de Barrera e por la vande de abaxo el barranco del Aumastel la qual dicha tierra es en pedaços en laderas e andenes e yo e desmontado parte della e aun l tengo aprovechad e no a sido hasta agora dadas a persona alguan ny menos perjudico a nadye en dárseme antes rrednda en pro e utilidad de la isla e yo rresçibire muy gran merçed para la sustentaçion  de my mujer e hijos …».

El 11 de octubre de 1549 es nuevamente Pedro Borjes nueve meses después, quien nos da cuenta de acequias y pide «… un pedaço  de tierras para viñas e arboleda en que podrá aver tres o quatro hanegadas de sembradura que son en el barranco del Aumastel debaxo de las quevas que dizen de los Sanchez entre las dos acequias e lindan con la acequia del Alcantarilla e de la otra parte con la acequia Real con mas otra hoyeta que esta debaxo de la dicha acequia Real que todo es tierra de çarçales e otra maleza que no a sido aprovechados hasta afora de persona alguna …».

Al siguiente siglo está documentado en protocolos notariales, apareciendo el topónimo que tratamos de barranco de Azuaje, denominación en este tramo que tiene su origen en el genovés Damián de Azuaje, propietario de un ingenio, y del de Francisco de Azuaje, ambos del s. XVI. Son probables descendientes de la familia formada por Juan Bautista Amoreto, conde de Amoreto, y Blanca Rapallo Soaggi, este último apellido castellanizado como Azuaje, genoveses que aparecen como titulares de tierras en Moya a principios de este siglo XVI.

Con posterioridad, otros  accedieron a propiedades en el lugar, por las aguas del mismo, como se infiere del testamento fechado el 7 de diciembre de 1658 de Matías Andrés González, Canónigo Doctoral de la Catedral, consultor y juez ordinario del Santísimo Oficio, Abogado de los Reales Consejos y de la Real Academia Las Palmas, natural de La Laguna, que dice ser propietario de una «Hacienda de tierra labradío en el Barranco de Azuaje con 5 días y 5 noches de agua de dicho Barranco».

Rejalgadera (floradecanarias-com)
También tenemos el testamento del 29 de enero de 1669, de Luis León Afonso, Licenciado y clérigo presbítero, que refunde Agumastel con Azuaje de sus bienes, cuando dice tener varias fincas próximas en el lugar que se riegan con sus aguas y que son «Hacienda labradía y montuosa de 22 fanegas en la costa de Lairaga con una azada de agua continua del Barranco de Agumastel; Suerte labradía de 5 fanegas denominada “La Avecilla” con el agua que le corresponde del Barranco de Agumastel; Cercado labradío de 1 fanega con una platanera frutal y el agua que le pertenece del Molino de Azuaje; 5 fanegas de Tierras plantadas de parra y de tierra calma con media suerte de agua del Heredamiento de Moya en el Barranco de Azuaje; 2 fanegas de Tierras en la Longuera o Los Morales en el Barranco de Azuaje».

Está calificado como Reserva Natural Especial en un sector encajado del barranco con un pequeño curso de agua permanente en su fondo que propicia la instalación de una densa sauceda (Salix canariensis) y es hábitat de interesantes comunidades de insectos dulceacuícolas. El barranco también alberga especies propias del monteverde, como la muy rara Rejalgadera (Solanum vespeertilio) y especies del hábitat rupícola como el Bejeque, exclusivo del Norte de Gran Canaria (Aeonium virgineum).
 
Balneario (Canarias Panorámica)
Tras el barrio de Buenlugar y tomando, a la izquierda, una pista que se interna pasando el puente en el barranco, se encuentran los manantiales curativos, cuyas aguas, ricas en hierro en disolución, que llevaron a la construcción en el siglo XIX de un hotel balneario que fue muy frecuentado.

El Balneario de Azuaje fue pionero del turismo en Canarias; hasta él llegaba gente adinerada de las tierras frías del Norte de Europa para disfrutar del clima templado de la isla y de las bondades de las aguas, que presumían de tener un alto valor curativo.

Balneario (Fedac)
El conocimiento sobre las dotes medicinales de las aguas manadas de Azuaje data de 1860, si bien sería en 1882 cuando se iniciaron las obras destinadas a la construcción de un edificio que sirviera de hospedaje y a la vez de balneario.

Tras finalizar la Guerra Civil española, debido al periodo autárquico y el aislamiento internacional, entró en crisis y fue abandonado tras sufrir un incendio, permaneciendo en estado ruinoso.

Excursión al balneario en 1930 (Fedac)
Mapa topográfico (IDE Gran Canaria)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada