domingo, 8 de abril de 2012

ARTEARA (SAN BARTOLOMÉ DE TIRAJANA)

Topónimo aborigen. En la prehistoria de Gran Canaria, es un hecho frecuente la constatación de grandes cementerios de túmulos en zonas de malpaís, aprovechándose las piedras del entorno para su elaboración. La Necrópolis de Arteara ocupa un territorio de dos kilómetros de largo por uno de ancho. Está situada en la margen derecha del barranco de Fataga, inmediata a la localidad de Arteara, en un paraje al que el contraste entre el verde palmeral y la dureza de la roca le confiere una singular belleza.


Panorámica de la Necrópolis (Patrinet)
Es un conjunto arqueológico compuesto por una necrópolis, en la cual se han contabilizado 809 túmulos extendidos a lo largo de una superficie de 113.000 metros cuadrados. Esta necrópolis se encuentra asentada sobre un apilamiento de bloques de fonolita, que proceden de un depósito de avalancha sobre una terraza fluvial.

Los túmulos son de piedra seca y de morfología troncocónica, fueron construidos a base de bloques de fonolita y sus dimensiones aproximadas son 1,50 metros de alto y de 1,50 a 2 metros ancho. La mayoría de los túmulos fueron expoliados o están destruidos parcial o totalmente, conservándose intactos unos pocos.

El emplazamiento (Arqueoastronomiacanaria)
Es una necrópolis prehistórica constituida por más de un millar de estructuras tumulares. La mayoría son túmulos simples (espacio funerario protegido por un amontonamiento de piedras). No presenta una homogeneidad total sino que se adaptan a las condiciones del terreno en donde se pueden encontrar diferencias como: túmulos aislados, adosados a afloramientos rocosos, etc. La deposición de un solo cadáver en cada una de las estructuras es lo más general, aunque también se encuentran en los que hay más de un individuo.

Según los expertos, los túmulos están datados en el siglo IV a.C. y se han identificado más de 800 enterramientos tubulares, construidos en piedra seca. Se componen de una cista o caja hecha de lajas donde se depositaba el cadáver, que, una vez tapada, se sepultaba bajo amontonamientos de piedras. Los materiales óseos hallados no han permitido determinar los ritos funerarios, aunque sí los tejidos de palma y junco que usaban de mortaja.

Localización del Túmulo o Tumba del rey (Arqueoastronomiacanaria)
También se ha podido confirmar la tipología mediterránea y cromañoide de sus individuos, así como su robustez y notable estatura. La importancia del yacimiento ha justificado la creación de un Centro de Interpretación, donde se recogen los restos más significativos de la cultura de los antiguos canarios. Un porcentaje muy elevado de las estructuras son túmulos simples, es decir, un espacio funerario protegido por un amontonamiento de piedras. 

Túmulo conocido como Tumba del Rey (Arqueotur)
No obstante, no presentan una homogeneidad total, sino que su adaptación a las características del terreno hace que existan ciertas diferencias entre ellos (túmulos exentos, adosados a afloramientos rocosos, etc)., adoptando formas troncocónicas, ovoides, etc. El depósito de un solo cadáver en cada una de estas estructuras parece ser el hecho más habitual, aunque también existen ejemplos en los que se localiza más de un individuo.

Equinocio de primavera (Astrofoto Gran Canaria)
Una muralla, elaborada en piedra seca y de la que aún se conservan algunos tramos, circunda toda la necrópolis. La existencia de este elemento de definición reafirma el carácter simbólico que Arteara, al igual que el resto de los conjuntos sepulcrales, debió de tener para los habitantes prehistóricos de Gran Canaria.

Localización (Espacios Naturales de Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario