viernes, 6 de abril de 2012

ANZOFÉ (GÁLDAR Y SANTA MARÍA DE GUÍA)

Topónimo aborigen. La descripción geográfica de Gáldar dice que ocupa un altozano que domina la extensa Vega de Anzofé extendida entre las Montañas de Amagro y de Ajódar.

Al final de esta vega, al pie de la montaña del Cabezo, aparece este caserío, también llamado Anzo, en el barranco del mismo nombre, que surge a partir del s. XVII con la creación de la ermita de San José de Anzofé en la hacienda vinculada de Esteban Sánchez, con escasa población. En la constitución de su patronato, Esteban Sánchez dispone que si él no construyese la ermita y colocase la imagen de San José en su hacienda de Anzofé, lo harían los poseedores del patronato.

Panorámica desde Ansofé
En el testamento de Marcos Verde de Aguilar y Trejo, Canónigo más antiguo de esta Santa Iglesia Catedral de Canaria y Juez del Tribunal de la Santa, que fuera también Mayordomo de la iglesia de Gáldar y que murió en 1660 a la edad de sesenta años, consta que tenía en este pago una hacienda que era su casa principal, y que fundó una capellanía dejando vinculados a la misma:

«… un cercado de dos suertes de tierra con dos días y dos noches de agua del Heredamiento de Anzofé que con sus dulas compré a mi prima Dña María Berde de Aguilar y a D. Luis, su marido, que hoy tengo poblado de viña nueva y vieja, bien cercado y reparado con una casa junto al camino dentro del lindero de dicho cercado, la cual dicha tierra compré a la dicha por escritura ante Mateo de Hercilla, escribano público de la ciudad de Telde el año de 1640...» y «… El Cortijo de la Cuesta, junto al lomo del Farragú, tierras de Los Palmitos y barranco de Anzo que serán doce fanegas de tierras más o menos. Además la casa de Anzo para habitación del Capellán, con veinte pipas nuevas y un esclavo para su servicio...».


Ermita de San Marcos (Patrinet)
A expensas del considerable peculio del que disponía Marcos Verde de Aguilar, mandó hacer también la ermita que, en honor a San Marcos, se conserva todavía a orillas del barrancode Anzo, aunque cerrada al culto desde la primera mitad del siglo XIX, y fundó:

«… una capellanía para celebrar las fiestas de San Marcos y la de la Presentación de Ntra. Sra., por el mes de Noviembre, con sus vísperas, misa y procesión en dichas dos fiestas y por cada una se paga al Beneficio diez y seis reales por el Capellán que para lo cual tiene unas tierras que lindan por la parte de arriba con tierras de Juan Viejo y por abajo tierras de D. Alonso de Carvajal y por otra parte tierras de Los Palmitos y con camino que va a Pico Viento y con el barranco de Anzo, que están dichas tierras al lado de dicha ermita...».

Casa cueva y alpendre (Fedac)
Existen las conocidas Cuevas de Anzofé, en las que se han encontrado vestigios aborígenes. En 1900 se descubrió y destruyó accidentalmente el Sepulcro de Anzofé. Según el informe existente en el Museo Canario, era una cueva excavada, no muy lejos del barrio. Su entrada se encontraba cerrada por una gran piedra de forma casi circular y de un metro de diámetro.

El acceso estaba formado por un corredor de tres metros de longitud por uno y medio en las zonas más anchas, y de un metro de alto, al final del cual y a un nivel de medio metro por debajo, se situaba una cámara con forma de elipse de dos metros de altura, con ocho sepulcros construidos con lajas, que contenían idéntico número de cuerpos colocados en decúbito lateral derecho, mirando hacia la entrada. No se encontró ajuar, salvo dos piedras muy afiladas en forma de hacha con el filo gastado por el uso.

Localización (IDEE Instituto Geográfico Nacional)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada