lunes, 26 de marzo de 2012

AGUATONA, VEGA DE (INGENIO)

Actualización: 2012/10/31
Topónimo aborigen. En la antigüedad era conocido con este topónimo una muy amplia zona de cuantas conforman el territorio de Ingenio, comprendiendo tierras en su mayoría de regadío. Delimitada por los barrancos de Aguatona y Guayadeque por el Norte y Sur respectivamente, la llamada «Acequia Alta» por el Oeste, y Carrizal y Marfuz por el Este.

Aunque muchas opiniones se han emitido sobre el significado de la voz aborigen "agua__", entendiéndola como se se tratara castellana y referida al preciado líquido, e inclusive asociándola a la voz arábiga "gua__" contenida en el nombre de muchos ríos peninsulares, particularmente algunos andaluces, no está nada claro que así sea.



Camino Real (Patrinet)
Se conocen otros topónimos aborígenes como Aguamarfuz y Agualatunte, que por corresponder a nombres de barrancos también así lo fueran, pero con igual topónimo se conocía también el asentamiento en el cauce del mismo. Algunos autores sostienen puede aproximarse al signfiicado del término español de "madre" en su acepción 6ª «Causa, raíz u origen de donde proviene algo», significado amplísimo que puede ser utilizado para cualquier finalidad.


El texto que se añade a continuación describe el nombre que recibió y que perdura durante todo el s. XVI: «... y el término de la dicha Vega de Aguatona es desde el barranco de Guayadeque de esta villa y por arriba los cercados de Aguatona y por otro lado el barranco de Aguatona y por abajo la mar...».
 
Entre los miembros más destacados de la sociedad del s. XVI sobresalen, por sus posesiones en el antiguo lugar, el deán Zoilo Ramírez y el fiscal de la Inquisición, Juan Fullana. Las tierras de regadío se destinan, en su mayoría, al cultivo de la caña de azúcar, viñedos, frutales y hortalizas, por este orden. Es en este paraje donde se ubicaría el ingenio azucarero, y en torno a él un primitivo poblado de casas y una ermita que conformarían lo que hoy es el casco del municipio.


Barranco de Aguatona (Google earth)
Si queda bastante documentada la ubicación en la gran Vega de Aguatona de los ingenios azucareros que luego crearían el topónimo para el asentamiento castellano que daría nombre después al moderno municipio. Así era mencionado en un contrato de 24 de julio de 1528 para el corte y acarreo de leña del protocolo del escribano Cristóbal de San Clemente:

«Alonso López, labrador, vecino, se concierta con Alonso de Illescas y el bachiller Hernando Ortiz, vecinos, para cotar y acarrear la leña que fuere necesaria para el ingenio de Aguatona en la zafra de 1529, también para cocer axúcares blancos como espumas y refinados, y para las necesidades del horno, cocina y despensas. Tambien se obliga a acarrear toda la caña que se hubiere de moler en el ingenio y que se cortare en la cámara y heredamiento de Agüimes, todo en cantidad suficiente para cocer a diario 8 calderas.



Ortofoto (IDEE Instituto Geográfico Nacional)
Illescas y Ortiz se obligan a darle cortadas y atada la caña, a pagarle 3.523 maravedíes por tarea de 8 calderas de la medida de la caldera de cocer que Juan Carreta tuvo asentada en el ingenio en la zafra del 27. Darle una hanega de trigo y 4 reales viejos al mes para cada almocrebe que llevase 4 bestias, comenzando a contar desde que comenzare a acarrear la leña y caña, dar de comer a los almocrebes de la despensa, y   dar dos batideros de remiel cada día para cada recua de 4 bestias ...» (LOBO CABRERA, M. Y OTROS: Los usos de la madera: recursos forestales en Gran Canaria en el siglo XVI, Las Palmas de GC, 2007).



Localización (Espacios Naturales Gran Canaria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada